Opinión

Demasiados ciegos

 
1
 

 

Bastón de viego. (bitacora.ingenet.com.mx)

La economía mundial tendrá este año su peor desempeño desde 2009. En ese fatídico año de la crisis, el mundo creció apenas 0.03 por ciento. Como quien dice, nada.

Sin embargo, entre 2010 y 2014, la tasa media de crecimiento de la economía mundial fue de 3.9 por ciento.

Es decir, en ese lustro se logró recuperar con creces de los malos resultados de 2008 y 2009. Pero en este año, el crecimiento será de apenas 3.1 por ciento.

La razón del freno es que ya hay numerosos países que están en recesión. Le menciono sólo algunos de los más importantes: Brasil, Grecia, Rusia, Ucrania, Venezuela, además de muchas naciones de África y Europa del Este.

Otros países no cerrarán el año completo con números rojos pero tendrán dos trimestres con saldos negativos, como Japón y Canadá.

Debido al desplome brasileño, América Latina en conjunto reportará un saldo negativo. Será la primera ocasión que nuestra región tiene un decrecimiento desde 2009 y antes, el año previo con retroceso fue 1983. De ese tamaño es el problema que confrontamos.

Ayer, Christine Lagarde, la directora gerente del FMI, refirió a cuatro naciones que están llevando a la práctica reformas en la región: México, Colombia, Chile y Perú.

Y eso que, de acuerdo con los pronósticos del FMI, sólo Perú tendrá un crecimiento medio de 3.6 por ciento. Colombia, México y Chile, lo harán apenas a un ritmo de 2.6 a 2.9 por ciento.

Pero claro, Brasil tendrá una media de 0.9 por ciento. Es decir, vivirá un lustro de estancamiento. Uno de cada tres años, la reunión conjunta de otoño del FMI sale de Washington y se celebra en otra ciudad. Fue ahora el turno de Lima.

Cuando se hace el ejercicio de comparar a México y sus resultados económicos con los que se presentan en otros lugares, las cosas no se ven mal, pero resultan completamente insatisfactorios en materia de crecimiento. Hay demasiados ciegos en el mundo actual y unos cuantos tuertos.

Crecimiento y desigualdad
Por cierto que, hablando de la reunión del FMI y el Banco Mundial en Lima, hoy habrá una discusión muy interesante acerca de los efectos que las reformas estructurales tienen en el crecimiento y en la equidad. Estarán Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía; Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam; Nhlannhla Nene, el primer ministro de Finanzas de raza negra que tiene Sudáfrica en toda su historia; Min Zhu, subdirector gerente del FMI; el holandés Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, al que alucinan en Grecia; y, Luis Videgaray. La moderación será de Michelle Fleury, de la BBC.

Sin duda una de las mesas más interesantes de la densa reunión del FMI, que seguramente tendrá reflexiones relevantes para países como el nuestro.

Empieza a haber consenso de que las reformas que aumentan la productividad y con ello el crecimiento potencial de un país, son necesarias pero no son suficientes para reducir la desigualdad.

Por algunos años se mitificaron esas “reformas estructurales”, como si se trataran de alguno de esos tónicos milagrosos. Y ya que diversos países las han hecho, sigue manifestándose la desigualdad casi sin cambio.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
La metáfora de la industria automotriz
Ajustar sobre la marcha
¿Afectaría el freno de China a México?