Opinión

Dejan solas a las Fuerzas Armadas

  
1
  

   

El general Salvador Cienfuegos (centro) ofreció disculpas a la sociedad ante 30 mil militares, el sábado pasado en el Campo Marte. (Cuartoscuro)

Ante la nula respuesta del Poder Legislativo para dotar a las Fuerzas Armadas de un marco legal que les permita salir a las calles a realizar labores propias de la policía, como son la vigilancia para la prevención de los delitos y el combate al crimen organizado, ayer hubo una declaración del titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda, en el sentido de que el Ejército deba regresar a los cuarteles para realizar las funciones que le corresponden.

Hace aproximadamente tres meses el general reconoció que en las filas de la milicia mexicana existía un desgaste del Ejército y la Marina, y la declaración dada ahora no hace más que confirmar ese sentir e incluso, como si requiriera dar un tiro de precisión al respecto, en conferencia de prensa dijo que, al referirse a los casi diez años que llevan en tareas ajenas a salvaguardar la paz y seguridad nacional, “nosotros no pedimos estar aquí, no nos sentimos a gusto, no estudiamos para perseguir delincuentes, nuestra función es otra y se está desnaturalizando”.

El mensaje es tan claro que no hay lugar para las interpretaciones o dudas sobre lo que quiso decir. Cienfuegos Zepeda expuso que los niveles de violencia y de inseguridad en el país no son asuntos “que se puedan resolver a balazos”.

Hay desgaste, aun así –como leales que son al sistema democrático al que pertenecen– los militares no han claudicado en las tareas que desde el 8 de diciembre de 2006, durante el mandato del presidente Felipe Calderón, recibieron del jefe máximo de las Fuerzas Armadas para coadyuvar en el combate a una delincuencia que se estaba desbordando en el país y que en ese momento había sentado sus reales en el estado de Michoacán.

Desde entonces, la milicia ha sido objeto de comentarios por los claroscuros en su actuación, donde mayoritariamente ha llegado el reconocimiento de la sociedad por las tareas realizadas en tiempos de desastres naturales y de apoyo en programas de desarrollo social y combate a la pobreza. Sin embargo, también se han dado acciones de aparentes excesos y violaciones contra los derechos humanos.

Diez años de salir a la calle sin el respaldo de un marco jurídico, diez años de estar a la deriva entre su compromiso de velar por la tranquilidad y seguridad de la ciudadanía o procurar que en un fuego cruzado los delincuentes no los vayan a demandar por violaciones a derechos humanos, o peor aún, acusarlos por delitos del fuero común. Esa es la realidad en que hoy los militares se mueven.

En ese contexto, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Javier Bolaños Aguilar (PAN), hizo un llamado puntual a su pares que conocen sobre el tema para ponerlo en la agenda de las prioridades legislativas, ya que, además de la solicitud que han hecho las Fuerzas Armadas al respecto, está claro que en casi todas las partes donde el Ejército y la Marina prestan su servicios ha sido a partir de la petición de auxilio de una población que se siente insegura en su persona, familia y patrimonio, por lo que lo único que resta en este asunto es legislar.

Cabe señalar que en comisiones del Congreso de la Unión existen para su dictaminación al menos cuatro iniciativas que buscan regular la actuación de los cuerpos castrenses en materia de seguridad interior, una en el Senado y tres más en la Cámara de Diputados.

Ante el llamado puntual del secretario, la prioridad con que algunos legisladores abordan el tema y la necesidad con que en general se manifiesta la población en este asunto, que el Ejército y la Marina sigan en las calles, sería conveniente que el Congreso de la Unión en su conjunto retomará las iniciativas en comento, porque existe un SOS y ese se ha lanzado desde los mismos cuarteles militares. Ya no hay tiempo en sesiones ordinarias, por lo que ya se habla de irse a un periodo extraordinario, como lo sugirió Bolaños Aguilar. Ojalá.



También te puede interesar:

Reyertas políticas entre el PRD y Morena
Autosuficiencia alimentaria
Iniciativas congeladas