Opinión

De cabildeo y política

 
1
 

 

refresco

Dos temas han llamado la atención pública. Ajustes a Miscelánea Fiscal con la baja del IEPS en refrescos o bebidas con menos de 5grs por litro y mayores deducciones. Y el dictamen del Ministro Zaldívar que abre la puerta a la legalización del consumo de la marihuana.

Tras discusión sobre aplicar IEPS alimentos y bebidas con altos contenidos calóricos, se decidió gravarlos para proteger la salud pública.

La recaudación fue buena. Los resultados en salud difíciles de evaluar a tan corto plazo. La industria refresquera resintió daños y los ha documentado presentando a legisladores efectos que afectan empleo e inversión. Empero nuestro país se mantiene como principal consumidor de bebidas azucaradas en el mundo, 163 litros por persona.

Amplió la Cámara la deducción inmediata a 100 MDP para empresas y un régimen de reinversión de utilidades. Se aumentó deducibilidad a personas físicas a 5 SMG anuales. Se incrementó la deducibilidad de vehículos a 175 mil pesos. Bajo tres centésimas la tasa de intereses y se adecuó el RIF. Se restableció exención fiscal a la venta de casa habitación. Pese a estas medidas, se incrementaron ingresos al ubicar el tipo de cambio en 16.40 pesos por dólar, 50 USD precio por barril de mezcla mexicana, una cuota fija IEPS a gasolinas y aumentan montos de aprovechamientos.

¿El consumo de alimentos y bebidas de alto contenido calórico se ven afectadas por el impuesto? El IEPS o impuesto al pecado como se le conoce grava aquellas sustancias que dañan la salud pública: alcohol, tabaco, gasolinas. No prohíben consumo, solo incrementan precio para costear tratamientos en instituciones públicas de salud, o bien, para reducir ventas. Son impuestos más bien inelásticos, es decir, no modifican patrones de consumo.

El Ministro Zaldívar elaboró una propuesta de Dictamen a presentarse en la 1ª Sala, en el cual se reconoce que la marihuana causa afectaciones menores o similares al tabaco y al alcohol, pero la prohibición afecta el libre derecho a decidir y al libre desarrollo de las personas. No admite su comercialización ni permite el uso de otros estupefacientes, solo aplica a los solicitantes de SMART. Estipula no hay violaciones a tratados internacionales y certifica la evidencia clínica no limita su uso.

El PRD ya se pronunció a favor del Dictamen. Manlio Fabio Beltrones, PRI, aún no aborda el tema. Ricardo Anaya, PAN, se pronunció por un debate amplio en torno a la legalización de la marihuana. Manuel Mondragón, CONADIC, se definió en contra.

¿Pueden prohibiciones e impuestos evitar problemas de salud pública?

Más aún ¿el libre albedrío que no afecta a terceros debe someterse por intereses comerciales? ¿Cómo combatir el narcotráfico? La salud y la seguridad públicas afectan a la sociedad. Criminalizar consumidores, castigarlos, marginarlos no aporta solución.

El dictamen del Ministro Zaldívar está bien fundamentado. Puede o no ser aprobado. Pero es ineludible se discuta la política pública de prohibiciones ineficaces que solo enriquecen delincuentes y abandonan adictos. Está discusión pasa por el Congreso, por las leyes en materia de salud y de seguridad pública, por políticas para enfrentar y prevenir adicciones, por la reserva a los laboratorios farmacéuticos para usar ciertas sustancias que por siglos habían sido de consumo popular, por el tamiz de los derechos humanos y la libertad individual, así como por los costos sociales de adicciones. Por eso es tan relevante el nombramiento de los nuevos Ministros por el Senado de las ternas que envíe Peña Nieto.

Ya Estados Unidos ha aplicado una política menos restrictiva, por la vía del uso medicinal reconocido de la marihuana. En dos estados es libre el consumo lúdico. Justin Trudeau, Canadá, anunció tomará la misma ruta para consumo. La ONU se reúne en 2016 para analizar el uso y consumo de drogas. Requerimos superar dogmas, adoptar un marco regulatorio flexible que no criminalice adictos, que permita el manejo adecuado del uso de las drogas, sin beneficiar monopolios farmacéuticos o de narcotráfico, y que realmente resuelva a favor de los derechos humanos y la paz. Requerimos adecuar el marco jurídico. La tesis doctoral de Jorge Diaz Cuervo que ganó el premio Marcos Kaplan, contiene buenas propuestas.

Twitter:@Rosariodf

También te puede interesar:

De cabildeo y política

De cabildeo y política

De cabildeo y política