Opinión

De cabildeo y política

El lunes el Presidente Peña Nieto envió al Senado las iniciativas relativas a las leyes secundarias en telecomunicaciones. El paquete incluye la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, la Ley de Medios de Comunicación del Estado, así como adiciones y reformas a once disposiciones en la materia. Fueron turnadas a tres Comisiones para su análisis, en medio de gran polémica que causó el rechazo, en comunicado conjunto, de las dirigencias del PAN y del PRD.

Al presentar contenidos, Gerardo Ruiz Esparza, SCT, señaló que estas iniciativas cumplirán con el objetivo de mayor cobertura, mejor calidad y menores costos a los usuarios, atraerán inversión e impondrán sanciones en concordancia con la Ley Federal de Competencia. Confió que como el tema es ampliamente conocido la aprobación será más ágil.

Al enviarse al Senado, es obligado lograr una alianza ya sea con el PAN o con el PRD para lograr mayoría de votos, pues sumados PAN-PRI-PANAL no la obtienen. Esto implica que la negociación final en torno a diversos intereses en este sector se dará en este foro. PAN y del PRD con sus fracciones rechazan modificaciones pues señalan no se apegan a la reforma constitucional al otorgar al Ejecutivo y no al IFT varias atribuciones lo que vulneran su autonomía, otorga amparos y suspensiones no autorizadas en el 28 constitucional, determina la distribución de tiempos oficiales por el Ejecutivo, entre otros aspectos, pero se dicen abiertos al diálogo.

Muy probablemente las iniciativas fueron comentadas con actores del sector, quienes saben el Congreso será el que finalmente definirá alcances de las leyes, por lo cual se registrará un fuerte cabildeo especialmente en el Senado. El Pacto por México acordó acotar monopolios, ya la Ley Federal de Competencia es un gran avance, como también la decisión del IFT de calificar como preponderantes a grupos y su resolución en torno a la transmisión de canales abiertos por sistemas de paga.

Por mucha presión que se ejerza sobre órganos colegiados, éstos tienen una dinámica propia, y la reforma constitucional, así como las primeras acciones del IFT, enmarcan el rumbo que las leyes secundarias habrán de seguir en este proceso. Especialistas señalan un trato muy duro en telecomunicaciones y más laxo en televisión, les inquietan la renta de espectro y otros aspectos de las leyes. Sin embargo, el paso está dado, seguramente habrán adecuaciones para que transiten los dictámenes, que finalmente se aprobarán. No sin varias negociaciones.

En cuanto a la Reforma Política el día de ayer César Camacho, PRI, arropado por Emilio Gamboa y Manlio Fabio Beltrones anunció que se turnará iniciativa para que se aprueben nuevas leyes electorales. Es de importancia el anuncio pues con esta iniciativa priísta se cierra el ciclo de las Reformas derivadas del Pacto. Desde luego la del PRI es más una propuesta abierta a la discusión en el Congreso, para salvar el condicionamiento de la Reforma Energética a la Política. No incluye al DF, pero si pone en la mesa una serie de mejoras al sistema electoral que tendrá con el INE su primera prueba de fuego en 2015.

La Cámara de Diputados ya prepara acuerdos para nombrar a los once Consejeros que integrarán el INE, y como lo reconoció Miguel Alonso Raya, PRD, son los partidos quienes definen finalmente quienes serán los árbitros. Esta modalidad responde pues más a una lógica de acuerdos partidistas que pasan por evitar vetos, que una ciudadanización del órgano electoral, pese a que el discurso sea otro. Y se decide por dos terceras partes del quórum, lo cual implica acuerdos entre por lo menos dos de los tres partidos mayoritarios.