Opinión

Cumbres borrascosas

 
1
 

 

vientos (Cuartoscuro)

Gil no da crédito y cobranza. Algo insólito ocurre ante nuestros ojos, y no es una más de las hijas múltiples de Guzmán Loera. Se trata de un cambio muy extraño del que desde hace años el doctor José Sarukhán previene al mundo con pitos y flautas.

La borrasca empezó con vientos cruzados y ráfagas de hasta 70 kilómetros por hora que cimbraron a la Ciudad de México y derribaron árboles, espectaculares y postes de luz. Tormentas invernales azotaron a 25 estados de la República provocando bajas temperaturas, lluvias y nevadas. Gil no quiere jugar al abuelito, pero nunca en sus repambacera vida había visto algo así diez días antes de que empezara la primavera.

A donde va Gamés, sólo encuentra cumbres borrascosas.

Un arcoíris intervino en medio del temporal y cruzó el cielo con luces de otro mundo en el sur de la ciudad (lo que se llama poetry en la tempestad). Carlos Gay, del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, afirma que dos frentes fríos y una tormenta tropical provocaron que el clima enloqueciera. Haga de cuenta usted que se reúnen Liópez, Martín Esparza del SME y Rubén Núñez de la CNTE. ¿Qué tenemos? La locura climática, lluvia ácida, rayos, ventarrones, en fon.

DEUDAS DE HONOR
El procurador Roberto Flores Treviño, de Nuevo León, pasa por una ventisca de pronóstico reservado. El fiscal trae una cauda tempestuosa de delitos, detenciones y hasta acusaciones de tener relaciones con el crimen organizado. El procurador del primer gobernador independiente de México fue detenido por portación (po-po) ilegal de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército (Gilga siempre quiso escribir “arma de fuego de uso exclusivo del Ejército”, al fin). Al parecer este fiscal, bragado como pocos, también fue detenido con una pistola 9 milímetros. El mismo fiscal ha subido a YouTube encuentros violentos por quítame estas pajas.

La ventisca arreció para Flores Treviño cuando la revista Proceso documentó que el procurador de Nuevo León fue procesado y fichado en Nevada, Estados Unidos, por girar cheques sin fondos.

Hace años, Flores Treviño se daba sus vueltas a Las vegas, y jugaba, y perdía. Al casino Win LV & Hotel le quedó a deber 26 mil dólares y giró un cheque de hule para salir del atolladero. Este procedimiento lo repitió el buen Roberto al menos en un par de ocasiones. Gil apoya al procurador y canta: con dinero y sin dinero, hago siempre lo que quiero y mi palabra es la leeey. De acuerdo con los documentos de la revista Proceso, el caso fue cerrado definitivamente el primero de febrero de este año, cuando Roberto Flores Treviño ya era procurador de Nuevo León. ¿Cómo la ven? ¿Dificilona?

Gil se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y meditó: una de dos, o el gobernador sabía del pasado negro de la persona a la cual le encargaría la procuración de justicia de su estado y le importó un sorbete, o bien no sabía nada, en cuyo caso es mucho peor que si lo hubiera sabido. Se oyó un lamento desgarrador en el amplísimo estudio: ay, mis hijos independientes, bravucones e ineptos.

DUARTE Y EL VENTARRÓN
Gil no sabe que pensar, o algo peor, sí sabe qué pensar. El vicecoordinador de los diputados del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, acusó a la oposición, y principalmente al PAN, de tratar de sacar provecho electoral de las demandas de juicio político en contra del gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

¿Nos hemos vuelto locos? ¿Este priista sostiene acaso que el gobierno de Duarte tiene salvación? El priista se refiere a esa forma de gobernar que combina el cinismo, la ineptitud y la corrupción. Pero si lo verdaderamente raro es que Duarte no haya sido enjuiciado desde hace mucho tiempo. Gil medita como si fuera un conocedor de la historia de las ideas políticas: este gobernador le saldrá muy caro al PRI. Defiéndanlo, no dejen, justifiquen las desapariciones, la muerte de periodistas, el robo a la Universidad veracruzana, la deuda infame.

No desgarren sus vestiduras a la hora de las elecciones. Quizás el diputado Ramírez Marín pretende que la oposición celebre al gobierno de Duarte en Veracruz y le haga, por qué no, un homenaje en el cual se devele una estatua de Duarte sonriendo, como siempre.

Sí, la lectora y el lector lo saben, los viernes Gil toma la copa con amigos verdaderos. Mientras se acercan los meseros con las charolas que sostienen el Glenfiddich 15, Gil pondrá a circular la máxima de John Donne por el mantel tan blanco: El mar es tan profundo en la calma como en la tempestad.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
¿En qué hablamos?
La supuesta hija y más supuestos
Silvano y otros nombres