Opinión

Cuándo y cómo será
el alza de tasas de
la Fed y de Banxico

1
 

 

fed

Janet Yellen, presidenta de la Fed, el Banco Central de Estados Unidos, nos reveló hace dos semanas cómo piensa que pudiera empezar el proceso de normalización de tasas de interés, lo que pudiera implicar grandes cambios en la evolución de los mercados financieros y en los flujos de inversión en todo el orbe.

Las tasas de interés en dólares son la base de los réditos en todo el mundo, y están por cumplir seis años ubicadas en los niveles más bajos de la historia. El objetivo de la tasa de Fondos Federales se encuentra desde entonces en el rango entre cero a 0.25 por ciento anual.

A su vez, la tasa de los Bonos del Tesoro a 10 años se encuentra ligeramente arriba de 2.20 por ciento, al conocerse los datos del empleo en febrero del pasado viernes. Las 295 mil plazas creadas en febrero, en donde todavía hay una actividad anormal por el invierno, y una tasa de desempleo que baja a 5.5 por ciento, nos hace pensar que la recuperación del mercado laboral en Estados Unidos puede presentar una mayor fortaleza en los siguientes meses.

Lo normal, de acuerdo al promedio histórico de largo plazo es que la tasa de Fondos Federales se encuentre arriba de 4.0 por ciento y la tasa a 10 años arriba de 6.0 por ciento anual.

Janet Yellen afirmó en el Congreso que antes de subir por primera vez la tasa de referencia se va a modificar primero el discurso de los comunicados del Comité, eliminando del texto el enunciado de que “La Fed será paciente para subir las tasas de interés”, que se ha venido repitiendo en los comunicados de los últimos meses. Esto nos llevaría a un escenario en el que probablemente se modifique el comunicado en las reuniones programadas entre abril y junio, y que el primer incremento de la tasa pudiera darse de junio a septiembre.

En mayo de 2013, el anterior presidente de la Fed Ben Bernanke desató una fase de gran nerviosismo e incertidumbre al sorprender a los mercados con la noticia de que muy pronto se iba a dejar de crear dinero, lo que no sucedió hasta 17 meses después. En este periodo de elevada volatilidad tuvimos una probadita de lo que puede suceder en términos de flujos y de agitación exagerada en los mercados. A partir de entonces la Fed ha pretendido ser más cuidadosa en su comunicación en un entorno de mercados hipersensibles. Lo sucedido este viernes es otra probadita de lo que puede suceder en el futuro.

En los últimos años, por la creación excesiva de dólares, los flujos de inversión se incrementaron sustancialmente hacia las materias primas y hacia los mercados emergentes, distorsionando los precios. La depreciación del dólar generó incrementos en los precios de las materias primas, indujo a tasas de interés en dólares a 10 años a mínimos de 1.40 por ciento anual, y propició fuertes alzas en los mercados accionarios.

Ahora, ante la eventual alza de las tasas de interés, se puede esperar una salida de flujos de mercados emergentes hacia el dólar.
Hay que recordar que frente a esta fuerza que nos puede impactar negativamente en los mercados emergentes, se tiene otra gran fuerza en sentido contrario, originada por la muy importante creación de dinero que está realizando el Banco Central de Japón, y a partir de este lunes por el Banco Central del Euro, cuya suma conjunta de creación de liquidez asciende a 1.4 billones anuales, lo que supera en 40 por ciento a la liquidez que estaba creando la Fed con sus programas QE.

La Fed está metida en una trampa. Subir las tasas en dólares puede causar una mayor sobrevaluación del dólar, afectando la competitividad de la industria norteamericana y por lo tanto su crecimiento. De la mano, el Banco de México tiene enfrente el dilema de no intervenir en el mercado cambiario, para que este choque externo sea absorbido por el precio del dólar, pero hasta cierto nivel de la paridad, que no genere una inflación galopante. Para contener esta inercia, la Comisión de Cambios tendrá que incrementar el monto de intervención en las subastas y más adelante tendrá que subir su tasa de referencia. Esto lo podríamos ver en los próximos meses.

Twitter: @ErnestoOFarrill

También te puede interesar:
El Banco Central Europeo arranca hoy una nueva etapa
Crecimiento económico anémico, endémico
¿Qué nos dice el Índice Actinver de enero sobre la economía de México?