Opinión

Cuando los ricos también lloran

     
1
   

    

Mala administración de finanzas personales. (Shuttestock)

“Te sorprendería saber cuántos ricos vienen a empeñar aquí”; me dice el dueño de una casa de préstamos. Un ejecutivo con sueldo significativamente alto reconoce que no le alcanza para ahorrar. Dos historias y un mismo problema, la administración del dinero.

Richard Layard en su libro Happiness afirma que el estándar de vida es parecido al alcohol o a las drogas. Una vez que se tiene cierta experiencia en ese sentido, es necesario seguir ascendiendo, si se desea sostener la satisfacción, como si fuera un vicio.

Pudiera pensarse que la reciente escalada de la inflación le pega sólo a los pobres, pero también afecta a los aspirantes a ricos, que sin un buen manejo de sus finanzas corren el riesgo de llegar al quebranto. Es irónico, las familias van entrando a estándares superiores y ahorran menos, debido a que los gastos se disparan por encima del avance de sus ingresos.

Por eso, ante la magnitud del aumento de los precios que se estará dando en 2017, es fundamental revisar en forma constante el presupuesto para hacer los ajustes correspondientes.

Dejar de llevarlo a cabo es igual a pilotear un nave sin radar. Lo más seguro es que tarde o temprano se estrelle o pase un enorme susto.

Debemos ser conscientes que hoy sufrimos una coyuntura especial en términos de impacto en la inflación y que los ingresos jamás reaccionarán tan rápido como uno desea, sobre todo porque las compañías tienen un elevado grado de incertidumbre.

Las apariencias engañan, es fácil caer en la admiración de alguien que se da un gran lujo, buenos restaurantes, autos, gadgets, etcétera.

Sólo habría que preguntarle cómo está su apalancamiento con créditos; resulta común la bonanza ficticia a través de la deuda.

Si no cuentas con un presupuesto para 2017, es momento de hacerlo con urgencia y determinar hacia dónde se está yendo tu dinero, considerando un incremento aproximado de los costos del nivel de vida y detallando los compromisos de los préstamos.

¿Cuánto te quedó para el ahorro? ¿O acaso registras números rojos?

Recuerda que vivir del crédito es equivalente a desahorrar y se convierte en una burbuja que podría llegar a explotar por la complicada realidad económica de México.

A todos molesta lo que sucede, pero al mismo tiempo que nos quejamos pongamos en orden la administración personal y decidamos conforme a nuestra capacidad de pago.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Ya hiciste tus propósitos? Cámbialos
¿Cómo andas en tu cuenta bancaria emocional?
Acostúmbrate a las minusvalías de los fondos