Opinión

Cuando el optimismo resulta extraño

 
1
 

 

Francisco González, presidente del grupo español BBVA. (Cortesía)

Francisco González preside un grupo financiero, BBVA, con activos de 731 mil millones de euros, equivalentes, a la cotización de ayer, a 15.5 billones de pesos. Tiene operaciones en 35 países y aquí en México controla el banco más grande, Bancomer.

Refiero lo anterior para ubicar al personaje que hoy a las 13 horas dará un mensaje, junto con el secretario de Hacienda.

En una charla que sostuvimos con él ayer, me sorprendió el optimismo que tiene respecto a la situación futura de México. En las condiciones del país, ese optimismo nos resulta extraño.

No es que no vea los problemas que tenemos enfrente y la coyuntura tan complicada que se presenta con la presidencia de Trump en Estados Unidos, pero González le pone énfasis a otros cuatro asuntos.

1.- Señala que la información que tiene de Estados Unidos le hace pensar que, en contra de lo que algunos pensamos, el gobierno de Trump no va a hacer locuras. Supone, por ejemplo, que no va a instrumentar la tarifa de ajuste fronterizo (BAT) y que se va a renegociar el Tratado de Libre Comercio en términos que pueda haber ventajas para Estados Unidos, pero también para México. Como otros, insiste en entender que una buena parte del discurso de Trump es para el consumo de sus partidarios, pero que en la realidad las cosas ocurrirán de otra manera.

2.- Considera que el triunfo de Trump puede ser positivo para México, en la medida que el desafío que constituye es una sacudida que puede sacar al país de su 'zona de confort' y lo puede empujar a tomar determinaciones que quizá no se tomarían en otras circunstancias, como la instrumentación de una nueva reforma fiscal que baje impuestos o una mayor determinación en el combate a la corrupción.

3.- González considera que México sigue teniendo un potencial extraordinario de mediano y largo plazos, que lo hacen sumamente atractivo para las inversiones, como su perfil demográfico o el crecimiento de la clase media. No le quita el sueño un riesgo de cambio político en 2018. Considera que en México hay condiciones para que podamos tener gobiernos de centro-izquierda o centro-derecha, pero no ve amenazas a la estabilidad en el mediano plazo.

4.- En los comparativos internacionales, González señala que México está lejos de tener los problemas que hay en otras regiones. BBVA desembolsó hace pocos días 906 millones de dólares para adquirir un 10 por ciento más de Garanti, el mayor banco de Turquía, del cual es ya el mayor accionista. Hizo la comparación: si hay decisión de apostar a Turquía, mucho más a México, por lo que señaló que seguiría invirtiendo en nuestro país.

Uno puede estar en desacuerdo con algunas valoraciones que tiene el presidente del BBVA, pero resulta interesante que uno de los mayores banqueros de Europa y de los que están en ligas mayores en el mundo, vea tan positivamente a México, pese a Trump.

Como le hemos comentado muchas veces, es la diferencia entre ver las cosas con una perspectiva de corto plazo, mirando sólo lo que tenemos frente a nosotros, o verlas en una dimensión más amplia, global y con un horizonte que vaya más allá de este año o el próximo.

Esperemos que pronto el optimismo vuelva a ser parte de nuestra normalidad.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Hasta cuándo aguantar la incertidumbre?
Seis lazos que nos amarran con Estados Unidos
¿Hasta dónde puede bajar el dólar?