Opinión

¿Cuál es el entorno laboral de la mujer?

 
1
 

 

mujer

El mundo laboral para la mujer tiene una especial complicación, pues adicionalmente a las circunstancias propias del mercado, debe añadir la discriminación y menores sueldos, además de una serie de circunstancias personales y familiares que obligan a realizar un buen ejercicio de análisis y planeación.

Tiende a llevar una vida económica muy acelerada si decide formar una familia. Sabe que al dedicarse enteramente a la casa hará un impasse en el trabajo, con el riesgo de no regresar por obsolescencia o simplemente porque sus contactos se perdieron.

En caso de que decida combinar ambas actividades, se moverá a un ritmo sorprendente, al considerársele la “responsable” del hogar y de la educación de los hijos, independientemente del tiempo que tenga para ello.

Las dificultades emanan cuando los hijos ya no requieran del cuidado materno y ella deba aceptar una labor por debajo de su preparación para reincorporarse productivamente. Frecuentemente, su dependencia financiera es completa, aún cuando ayudó a sostener la familia bajo una perspectiva administrativa.

Del otro lado de la moneda, se encuentran las mamás que trabajan y aportan al presupuesto del hogar. En estos casos se requiere una especial comunicación con la pareja para no 'tronar', pues hay un tema de equidad.

Es decir, habrán de definir cómo se repartirán las labores de la casa y los gastos, además de acordar los objetivos y meta de largo plazo para ahorrar. Requiere de mucha madurez para organizarse y permitir que avance la relación junto con las complicaciones de la toma de decisión conjunta.

En el peor de los casos, la mujer aporta a una caja negra, donde el marido es quien decide todo y ella misma debe pedir recursos si necesita algo. De nuevo la dependencia financiera.

Otras circunstancias surgen en el camino, como por ejemplo la elevación de los divorcios, las madres solteras o quienes pierden en forma temprana a su esposo por deceso. Esto explica el creciente número de “jefaturas femeninas” que obliga a cargar con el paquete completo de la casa, el trabajo y la administración.

Lejos de la frustración, el reto es hacer frente a estas circunstancias, sobre todo porque existe la posibilidad de vencerlas.

Obliga a una adecuada planeación, a ser responsable sobre la administración de los recursos y, sobre todo, de su propio destino.

Como parte de una trilogía sobre el tema, las y los invito a revisar el artículo anterior en www.elfinanciero.com.mx, en la sección de opinión.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Cuál es el reto en la administración personal de las mujeres?
¿Qué pasó y pasará con los 'ninis'?
¿Cuál es tu 'branding' personal? Lo que el dinero no puede comprar