Opinión

Crisis fiscal

1
  

    

dinero

Como de costumbre, muchas quejas acerca de lo que platicamos el martes respecto a pagar impuestos. De parte de amigos tuiteros, colegas apreciados e incluso respetables senadores. Vuelvo a aclarar.

Comparando a México con países similares, y un poco con lo que aspiramos a ser, en septiembre pasado (del 21 al 25) revisé aquí cuánto deberíamos gastar, como sociedad, en los principales rubros. En educación sería bueno gastar 6 puntos del PIB, tal vez 5 en salud y un tanto similar en seguridad, justicia y defensa. Hay que sumar el gasto en pensiones, que hoy es de 3 puntos y llegará a 8 en los siguientes 20 años. Con eso, hoy deberíamos estar invirtiendo 19 puntos del PIB en estos cuatro renglones. Si quieren inversión pública en infraestructura, nomás decidan cuánto y se lo suman: ¿3, 4 puntos del PIB? Y para todo lo demás: cultura, deporte, relaciones exteriores, gobierno, administración, etc. también lo que gusten, pero puede ser entre 1 y 2 puntos del PIB. No más que eso, sin duda. Nos faltan las “paraestatales”, que hoy cuestan 5 puntos del PIB. Resumen: hoy deberíamos gastar 28 puntos del PIB, y apuntar a 34 para el 2035.

Bueno, los impuestos que pagamos no llegan ni a la mitad de eso. De 1990 a 2012, el promedio de recaudación fue 8.9% del PIB, con un mínimo de 7.5% y un máximo de 10.2%. Los ingresos de paraestatales son similares a sus gastos, es decir 5 puntos. En ese mismo período, los ingresos petroleros del gobierno fueron 6 puntos del PIB, en promedio, con un mínimo de 3.5 y un máximo de 10 puntos. Da para gastar 20 o 21 puntos, y eso es lo que nos gastamos. No importa qué tan honesta sea la administración, si tiene 20 de ingreso no puede gastar 28. Es imposible.

Así que, además de luchar contra la corrupción y todo lo que usted guste, hay que recaudar más. Para eso, hay tres problemas a resolver: tasas, evasión y economía informal. Primero estas dos últimas, que son difíciles de separar. De forma un poco arbitraria, digamos que la evasión es cuando personas o empresas que pueden pagar sus impuestos deciden no hacerlo, casi siempre de forma consciente. Esos son unos bandidos que abusan de todos nosotros.

Economía informal llamemos a los millones de mexicanos que no tienen otra forma de ganarse la vida, y que, en realidad, no pueden pagar impuestos, porque sus ingresos (su productividad) son ínfimos. Hay 30 millones de mexicanos en la informalidad, con ingresos promedio de menos de 4,500 pesos mensuales. Con ese ingreso, no hay impuesto, porque el subsidio al empleo es mayor que el impuesto a la renta. Si formalizáramos de golpe a estos treinta millones, le costaría muchísimo al gobierno. Eso no va a pasar, sino paulatinamente, conforme mejoren su productividad.

La evasión es el tema. Recuerdo que en la década pasada se estimaba que 85% de quienes arriendan inmuebles no pagaba impuestos, y un porcentaje similar de profesionistas independientes. En el ISR la evasión rondaba el 40%, y algo parecido en IVA. Contra ellos fue la reforma fiscal de 2013, y ha sido exitosa. Hoy recaudamos 13 puntos del PIB. Hay que seguir apretando.

Finalmente, las tasas: hay que proceder al IVA generalizado, incrementar las aportaciones a seguridad social, y cobrar los impuestos locales (predial). Será para el siguiente sexenio, pero conviene irle pensando. No es cosa de esquilmar a nadie, sino de que todos, todos, colaboremos para que funcione bien este país.

Profesor de la Escuela de Gobierno, Tec de Monterrey

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Pemex
Deuda
Las cuentas públicas