Opinión

Credencial del INE para
votar desde el extranjero

Enrique Andrade González / Consejero del INE. Presidente de la
Comisión del Registro Federal de Electores.
1
  

   

Credencial para votar en extranjero

El pasado 1 de marzo dio inicio, en la fábrica donde se realizan todas las credenciales del INE en Tlalnepantla, la producción de credenciales de elector para mexicanos que no viven en el territorio nacional. De esta forma se concreta un reiterado anhelo de miles de mexicanos que demandaban obtener su plástico en el lugar donde radican.

No contar con una credencial para votar desde el extranjero fue uno de los principales obstáculos para que los connacionales pudieran emitir su voto en el exterior en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012.

A partir de la reforma político-electoral de 2014, el INE tiene la atribución de emitir la Credencial para Votar desde el Extranjero, el INE en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores, como lo señala la ley de Instituciones y procedimientos electorales en su artículo 334, establecieron un procedimiento para que a través de la red consular de México, el ciudadano pueda solicitar su inscripción al Padrón Electoral y obtener su credencial.

De acuerdo al proceso de operación acordado en el Convenio suscrito con la Cancillería y aprobado por el Consejo General del Instituto y por los partidos políticos en la Comisión de Vigilancia, el ciudadano que desee solicitar su credencial deberá programar su cita por teléfono, preparar sus documentos y acudir al Consulado.

En la oficina consular únicamente se captura el trámite y se envía la información al INE, donde se realiza un riguroso análisis de procedencia. Validados los datos recibidos, se generará la credencial y se le enviará al ciudadano por mensajería de parte del INE a su domicilio; la Secretaría de Relaciones Exteriores no interviene más en el proceso. El INE no abdica de su obligación de expedir la credencial y enviarla gratuitamente al domicilio del ciudadano, no lo hace el Gobierno de México, lo hace, como se ha dicho, el INE, como lo hace con todas las credenciales de elector.

La Credencialización en el Extranjero comenzó el 8 de febrero de 2016 en los 16 consulados con mayor afluencia de mexicanos en los Estados Unidos. Cabe señalar que hasta el 2 de marzo se tienen un total de 10111 trámites enviados al INE, con un promedio de 620 operaciones diarias, lo que hace patente el interés de nuestros connacionales por obtener su credencial. Los Ángeles, Chicago y Dallas tienen un promedio de 100 trámites diarios; sin duda en los próximos días estaremos recibiendo un promedio de más de 1000 trámites diarios. No son pocos considerando que es una primera etapa y que la promoción se ha realizado con pocos recursos.

El programa está funcionando bien, hemos tenido el apoyo de los medios de comunicación en Estados Unidos, de los cónsules y de los representantes de las comunidades de mexicanos. El objetivo común es acercar a más ciudadanos este nuevo beneficio.

El próximo 8 de marzo, se habrán de sumar 20 Consulados de Estados Unidos; el 8 de abril, 14 Consulados más; a partir del 8 de junio, la operación se extenderá a 15 ciudades de Canadá, España, Francia, Alemania, Reino Unido, Japón y Colombia; y es a partir del 8 de agosto que se implementará la credencialización en las Oficinas Consulares de todo el mundo.

Los consulados no recibirán votos. Esto ni está, ni estará considerado; en su caso los votos que se emitan para las elecciones locales de 2016 para gobernador que lo consideran y que son Oaxaca, Aguascalientes y Zacatecas se recibirán en los institutos electorales de estos estados.

La credencial para votar en el extranjero es hoy una realidad, ¿se analizó dentro de las posibilidades que el INE instalara módulos en el mundo para otorgar este beneficio? Sí; sin embargo nada más para cubrir esta primera etapa de inicio, implicaba un gasto de más de 800 millones de pesos: personal, renta de oficinas, infraestructura, equipo, etcétera, por ello es que el legislador consideró que lo adecuado era la coordinación con la Cancillería para poder realizar este gran proyecto.

Con su Credencial del INE, los nacionales en el extranjero tendrán el derecho político a decidir y a participar en las elecciones presidenciales y en sus respectivas entidades federativas, tendrán el derecho a incidir en las decisiones políticas, como ya lo hacen en la vida económica de México. Podrán identificarse, podrán obtener servicios, conservando en todo momento su identidad mexicana, que para la gran mayoría de quienes viven lejos resulta fundamental y muy valioso. La credencialización en el extranjero es una buena noticia.