Opinión

Crecimiento decepcionante…
y lo que falta

 
1
 

 

Coordenadas: México puede crecer un 2.5 por ciento en 2016

“El crecimiento económico de México ha sido decepcionante en los últimos 10 años, a pesar de la implementación de más reformas estructurales que la mayoría de los mercados emergentes”, advirtió la semana pasada Standard & Poor’s Global Ratings.

En el reporte ¿Qué impacto podrían tener las elecciones en Estados Unidos en la calidad crediticia de México?, señala que “el crecimiento del PIB per cápita real durante el periodo 2011-2015 promedió 1.7 por ciento, nivel que es lento para una economía emergente”.

Desde su perspectiva, “es probable que el crecimiento del PIB se ubique en torno a 2.0 por ciento en 2016 y potencialmente en un porcentaje ligeramente menor el próximo año”.

En opinión de S&P Global Ratings, “las deficiencias en la gobernabilidad y en el cumplimiento de la ley siguen limitando la inversión y el crecimiento económico, lo que debilita a su vez la efectividad de las reformas estructurales”.

Es por eso que la instrumentación de las reformas no ha tenido, hasta ahora, un efecto positivo sobre el crecimiento económico de México.

De hecho, su impacto sobre el PIB no se ha dado en el plazo anticipado.

El líder del grupo de calificaciones soberanas para las Américas de S&P, Roberto Sifón, le dijo a este reportero que “definitivamente las reformas estructurales de México no están dando los resultados en el tiempo que el mercado pensó que los iban a dar”.

Se espera que la actividad económica en 2017 y 2018 se beneficie de los efectos de la ejecución de las reformas.

Pero el subgobernador del Banco de México, Javier Guzmán, advirtió el viernes pasado que “es muy difícil en este momento hacer una estimación de la trayectoria de la economía mexicana en 2017 y en años posteriores, en virtud de que el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos y sus posibles implicaciones han generado un entorno de incertidumbre…”.

Por esa razón, el escenario macroeconómico previsto por el Banxico para el país fue revisado a la baja.

Ahora espera para 2017 un crecimiento anual promedio de 2.0 por ciento.

Su previsión anterior era un crecimiento anual promedio de 2.5 por ciento.

El Fondo Monetario Internacional también ajustó su estimado de crecimiento económico de México para 2017.

Ahora espera que el PIB crezca 2.2 por ciento en ese año contra 2.3 por ciento previo.

Para 2017, los principales analistas, así como el Banxico y el FMI anticipan un crecimiento moderado de México.

El crecimiento anual en el periodo 2001-2006, en el gobierno de Vicente Fox, promedió 2.2 por ciento, lo mismo que entre 2007 y 2012, en la administración de Felipe Calderón.

Suponiendo que en este año la economía mexicana crezca 2.1 por ciento, como lo prevé el consenso de analistas en el mercado, el crecimiento promedio sería de 2.1 por ciento en el periodo 2013-2016, en cuatro de los seis años de gobierno de Enrique Peña.

Es un crecimiento decepcionante que aún no refleja ‘los beneficios’ de las reformas estructurales, muchas de ellas inéditas, como la apertura de la industria petrolera al capital privado y la mayor competencia en el sector de telecomunicaciones.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
La amenaza de una recesión en 2017
¿Se puede dejar de lado el pesimismo?
¿Qué pasará con el peso hoy?