Opinión

Creado en México

Esta semana la fundación Ethos y la Embajada Británica hicieron público su estudio sobre asociaciones público privadas con fines de innovación. Bajo el buen título de “De hecho en México a creado en México”, los autores sostienen que las apps pueden ser un vehículo importante para impulsar mayor inversión en desarrollo de tecnología e innovación en nuestro país.

El estudio sostiene que una de las razones por las que el crecimiento económico en México no es más dinámico, es la falta de innovación por parte del sector privado, así como por la ausencia de políticas públicas que fomenten dicha innovación.

Para resolver esto e impulsar una agenda de más inversión en innovación y desarrollo, Ethos propone tres recomendaciones:

1. Fortalecer al Conacyt, con un mandato institucional más adecuado que le permita impulsar la innovación, particularmente a través de asociaciones con el sector privado.

2. Promover una mayor colaboración entre sector público y sector privado, particularmente en proyectos de alto riesgo.

3. Emprender asociaciones público-privadas con fines de innovación y desarrollo tecnológico con las empresas líderes del país; grandes empresas que ya son motor importante de una cadena productiva y donde la innovación podría traer grandes beneficios en eficiencias, productividad y competitividad.

El estudio nos hace reflexionar sobre un tema en el que México tiene mucho que hacer. Efectivamente el Estado carece de una política más activa en este sentido. Sin embargo, también se debería subrayar la falta de “emprendedurismo” por parte de los grandes corporativos mexicanos para innovar y crear. Pasar del paradigma del “hecho” al “creado” en México requiere de un sector empresarial ávido de llevar nuevas tecnologías al mercado y a nivel mundial.

En este sentido, México debería ser ejemplo de éxitos en diseño industrial, diseño de modas, soluciones de tecnología, ingeniería automotriz, aeroespacial, entre muchas otras áreas de la economía. Nuestro país debe aspirar a ser una plataforma de exportación, con mayor valor agregado nacional por unidad exportada, pero además debemos ponernos el objetivo de tener un país que aporte innovaciones al mundo entero. Las apps se antojan como un buen vehículo para lograrlo.