Opinión

Corte, preocupada por la recaudación

 
1
 

 

SCJN

Por Marco Antonio Martínez Vázquez.

En fecha reciente, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronunció respecto de una parte muy importante de la reforma fiscal de 2014, relativa al límite del 53% o 47% a la deducibilidad de las erogaciones que realizan los patrones en beneficio de sus trabajadores, cuando para éstos últimos el ingreso está exento del ISR. El detalle técnico de esta limitante ya ha sido tratado en diversas publicaciones del IMEF.

La sentencia de la Segunda Sala negó el amparo pues, en opinión de cuatro de los cinco ministros que la integran, aun cuando dichos gastos sí son estrictamente indispensables para generar ingresos gravados de los patrones, la limitación a su deducibilidad está justificada porque, dijeron los ministros, su imposición obedece a una “finalidad razonable” que consiste en recuperar la recaudación que se dejó de percibir con la desaparición del IETU. El IMEF ha publicado una nota sobre este tema. La resolución de la Segunda Sala tiene aspectos muy cuestionables.

En primer lugar, existieron dos proyectos de sentencia. El primero de ellos fue elaborado por el Ministro Juan N. Silva Meza, quien con argumentos técnico-jurídicos sólidos llegó a la conclusión de que la reforma mencionada es inconstitucional pues limita indebidamente una deducción estrictamente indispensable para obtener ingresos gravados por el ISR. Este primer proyecto nunca fue presentado para su discusión en la Segunda Sala, aun cuando el Ministro Silva listó el asunto para su análisis días antes de jubilarse de su cargo. Contrario a ello, de manera abrupta, apareció un nuevo proyecto del Ministro Eduardo Medina Mora, opuesto al primero.

En segundo lugar, contrariamente a lo que es usual y esperado en este tipo de asuntos de gran importancia y trascendencia nacional, la discusión del proyecto se dio de manera veloz en una “sesión privada” de la Segunda Sala (a “puerta cerrada”), sin que los ciudadanos escucharan cuáles fueron los razonamientos técnico-jurídicos que los Ministros que integran dicho órgano judicial expusieron respecto del asunto.

Finalmente, lo más preocupante del asunto es que, si el criterio de la Segunda Sala se reitera en suficientes ocasiones, se generaría una jurisprudencia obligatoria que, para efectos prácticos, marcaría la desaparición del amparo en materia tributaria. Esto es así, pues el fisco federal quedaría en posibilidad de establecer impuestos de cualquier forma, siempre que los justificara en la necesidad del Estado de allegarse de recursos presupuestales.

Lo anterior es de una gravedad inusitada pues, además de las repercusiones que seguramente tendría en el empleo formal y por ende en la economía nacional, evidencia una invasión de esferas competenciales del Poder Judicial respecto del Poder Ejecutivo, al preocuparse más por las supuestas consecuencias a la Administración Pública que por impartir justicia.

El autor es integrante del Comité Técnico Nacional de Seguridad Social del IMEF.

También te puede interesar:

Competitividad y crecimiento

Mejores prácticas en municipios

Cómo evitar los colapsos financieros