Opinión

Corte de caja: ¿Dónde están las expectativas económicas?

 
1
 

 

[Cuartoscuro]  Hace más de un mes (8 de marzo), Banxico optó por recortar en 50pb la tasa de referencia. 

Las cosas no siempre salen como las planeamos. Los pronósticos económicos no son la excepción. Sobre todo al tratarse de escenarios sujetos a supuestos específicos y no de profecías sin escape. Así, basta tan solo una dinámica o evento que se salga de lo proyectado para que los pronósticos económicos o financieros puedan ser revisados. Aquí presentamos una serie de comentarios sobre el contraste entre los pronósticos económicos y financieros actuales y los que teníamos al inicio del año basados en el consenso de la Encuesta Banamex de Expectativas.

Sin duda, una de las proyecciones con mayores revisiones (a la baja) en el año ha sido la del crecimiento económico. Hace seis meses, en la primera encuesta del año (7 de enero), se anticipaba un avance del PIB de 2.7% para el año en curso. En la más reciente (5 de julio), tal pronóstico es 40 puntos base inferior, 2.30%. Similar fenómeno se puede observar en la proyección para 2017, que ha pasado a 2.60% desde 3.00% inicialmente.

Si bien cada pronosticador contemplado en el consenso (mediana estadística) habría tenido sus razones para hacer dichas previsiones. No creo difícil que las propias sean muy disimiles. Así, sin duda la sustancia desaceleración de la producción manufacturera en EUA y su traducción en una desaceleración exportadora a nivel local pudo haber jugado un papel central, amén de los bajos precios del petróleo y su impacto en la producción petrolera en general y sus exportaciones en particular. Se añadirían factores adicionales como el decepcionante desempeño de la inversión fija bruta y el menor gasto gubernamental.

En contraste, la expectativa de inflación general de principio parece haberse mantenido muy estable. En específico, tanto la primer proyección del año como la más reciente se ubica en 3.20%. En el intermedio, su dinámica ha sido muy moderada al alcanzar niveles cercanos a 3.1% hacia principios de febrero y de hasta casi 3.3% en marzo. Sin embargo, la inflación subyacente ha mostrado un incremento de 3.05% a 3.20%. Difícil conocer la causa, aunque no podría descartarse una modificación en la expectativa para el avance de los precios de las mercancías asociado a la debilidad cambiaria, al menos en el caso particular.

En el caso de la política monetaria, la tasa de fondeo abrió el año en 3.25% y se esperaba inicialmente solamente 50pb de incremento durante al año (es decir, un nivel de 3.75% al cierre del mismo). No obstante, y tras un par de incrementos sorpresivos que ya le han sumado 100pb, todavía se anticipan otros 25pb de incremento antes de que termine el año –tal como lo sugiere una proyección de 4.50% para el cierre del 2016. Guiado por las razones que llevaron a Banxico a dictar ese par de incrementos, la depreciación del peso y sus riesgos inflacionarios asociados han jugado un papel central en dichas expectativas.

Finalmente, en el preciso caso del tipo de cambio, sus proyecciones han observado una sustancial corrección. Partiendo de niveles de tipo de cambio nominal pronosticados para el cierre de 2016 y 2017 de 17.10 y 17.00, respectivamente; los estimados ya acumulan un 8% y un 6% de depreciación del peso, en el mismo orden. En particular, el consenso pronostica actualmente niveles de 18.43 y 17.99 para los cierres de este y el siguiente año respectivamente. Sobra asumir que las condiciones observadas en el mercado hasta este punto en el año han dado los suficientes incentivos para tales correcciones.

Así, es fácil suponer que varios de los supuestos que apoyaban los pronósticos económicos a inicios de año acabaron por no cumplirse. Las razones parecen haber sido diversas y, más interesante aún, posiblemente compartidas a nivel mundial. Baste decir que el propio pronóstico de crecimiento económico del mundo en general de Citigroup pasó de 2.7% a 2.4% en el mismo plazo.

El autor es Subdirector de análisis de mercados financieros en la Dirección de Estudios Económicos de Banamex. Las opiniones expuestas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la visión de Banamex.

Twitter:@joelvirgen

También te puede interesar:

La acción de Banxico y su lógica

El misterio de los errores y omisiones

Nueva baja en tenencia de extranjeros en bonos nacionales