Opinión

Conversaciones financieras entre enamorados

 
1
 

 

Amor. (www.organicesuevento.com)

Irónico, hoy los jóvenes se casan viejos. Por cambios culturales y económicos, la edad en la cual contraen nupcias es mayor, además de que se ha disparado la tasa de divorcios. Si antes había la excusa de que desconocían las implicaciones financieras del matrimonio, hoy es prácticamente una obligación tener mayor consciencia de ello.

Bajo una perspectiva realista, el matrimonio es un contrato de buena voluntad entre ambas partes y es bueno hablar de asuntos de dinero, porque de seguro habrá divergencias que bien podrían negociarse y ser manejadas con armonía. Aquí algunas ideas de temas a tratar.

1.- Ingresos y patrimonio: Aunque muchas veces dan por sentado que trabajarán los dos, es fundamental conversar sobre cuál es la expectativa de la pareja a lo largo del tiempo. Es conveniente también saber con qué activos (monetarios y no monetarios) se cuenta.

2.- Deudas: Del otro lado de la moneda, es muy importante conocer los pasivos; es decir, si hay créditos. Estos primeros puntos darían una idea de la solvencia financiera.

3.- Administración: Determinar cómo y quién llevará las cuentas de la casa. Ponerse de acuerdo si van a aportar a un fondo común o si cada quien se hará cargo de sus gastos. Qué compartirán y cuáles conceptos quedarán bajo la decisión de cada uno.

4.- Perfil de gastos: Platicar sobre lo que compran con regularidad evitará discusiones futuras. ¿Cuáles son sus expectativas de hobbies, diversión, viajes o consumo de ropa?

5.- Presupuesto: Ya en forma más detallada se puede hacer un borrador de cómo distribuirán las erogaciones y por ende, su capacidad de ahorro.

6.- Futuro: ¿Cómo se ven en el mediano y largo plazos? Diseñen un proyecto común. Establezcan sus metas, como cuántos hijos desean o qué educación quieren darles, entre otras cosas. Ello obliga a pensar en los requerimientos de ahorro para alcanzar los objetivos.

7.- Seguros: Saber si ya hay coberturas contratadas y cuáles hay que hacer para tener un plan de contingencia ante una eventualidad.

8.- El contexto económico: Dialogar sobre cómo perciben las circunstancias de su vida cotidiana ayuda a estar preparados ante eventos tales como una pérdida de empleo o manejar ingresos insuficientes para cumplir con un patrón de gastos.

La verdad es que no existe la “media naranja financiera”, se construye con base en el diálogo.

La transparencia es un factor esencial en el manejo del dinero.

En las próximas entregas seguiremos reflexionando sobre el tema del amor y las finanzas.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Quieres tener mayores ingresos?
¿Encadenado a tus finanzas? Libérate
¿La mejor forma de perder un amigo? Pongan un negocio