Opinión

Convención Bancaria 2016

 
1
 

 

[El gobernador del Banxico, Agustín Carstens, pidió a la Fed retirar cuidadosamente sus estímulos. /Reuters]   

Esta semana se va a llevar a cabo la Convención Bancaria en Acapulco, Guerrero.

Bajo el título de “México y su banca: Protagonistas en el nuevo orden económico internacional”, directivos de las 46 instituciones financieras que cuentan con licencia bancaria para operar en México, así como de los reguladores, instituciones relacionadas y de la Bolsa Mexicana de Valores, se encontrarán reunidos en este bello puerto del Pacífico mexicano para repasar los temas recurrentes en el día a día financiero, con la esperanza de tener una óptica distinta y refinar la visión estratégica de sus instituciones para lograr sus objetivos de una mejor manera. Así es como año con año los organizadores en la Asociación de Bancos de México (ABM) plantean una agenda en la que se cuente con la visión de país, la situación macroeconómica y el estado de la regulación financiera, así como conferencias de muy alto nivel sobre temas de actualidad global y propiciar el pensamiento “fuera de la caja”.

En un ambiente de muy alta seguridad, desde el aeropuerto hasta el hotel donde por años se ha llevado a cabo el evento, este año la Convención iniciará a las 18 horas del jueves 10 de marzo con la presentación del presídium, seguido por unas palabras de bienvenida del gobernador del estado de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, quien por primera vez en su gestión dará la bienvenida a los asistentes. Un mensaje en el que se antoja difícil incorporar optimismo ante la complejidad que ha vivido el estado de Guerrero en los últimos años, víctima de la violencia y la inseguridad. No por nada hace algunos años el exgobernador Ángel Aguirre llegó a aderezar su mensaje con comentarios con sesgo humorístico como (parafraseando) “Bienvenidos a este bello puerto en donde probablemente ustedes experimentaron ‘su primera vez’ o ‘encargaron’ a sus hijos”, para lograr arrancar algunas sonrisas entre los participantes ante la difícil coyuntura del estado.

Como es costumbre, el programa de este año contiene la participación de los principales actores de política económica en México, empezando con el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens Carstens, cuya intervención se encuentra agendada al término de la bienvenida del gobernador de Guerrero, a las 18 horas con 40 minutos. Si bien recientemente el gobernador Carstens ha ofrecido presentaciones sobre la reciente alza inesperada de la tasa de interés de referencia -en el marco de la presentación del Informe Trimestral de Banxico-, no tengo duda de que los participantes de la Convención estarán muy atentos a los temas de crecimiento global y el comportamiento de los mercados financieros internacionales –particularmente con esa oleada de muy alta volatilidad con el que iniciaron este año–, así como la dinámica inflacionaria en México ante la depreciación significativa del tipo de cambio.

Pero más importante aún, la atención se centrará en el sesgo de los comentarios hacia posibles cambios en la política monetaria, así como en la forma en como la Comisión de Cambios se encuentra atajando la liquidez y volatilidad en el mercado cambiario. Así, veinte minutos después (a las 19:00 horas), el presidente de la ABM, Luis Robles Miaja, ofrecerá un mensaje sobre la Convención, para que alrededor de las 19:15 horas el C. presidente de nuestro país, licenciado Enrique Peña Nieto, lleve a cabo la inauguración oficial de los trabajos de la Convención Bancaria. Al terminar la inauguración habrá actividad de carácter social en donde usualmente la cordialidad entre colegas impera sobre la competencia que libramos día a día: El coctel –patrocinado por el Grupo Financiero Banorte y MasterCard–, en el área de albercas.

El día siguiente (viernes 11 de marzo) el programa tiene estipulado iniciar a las nueve horas con treinta minutos con el mensaje del presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Jaime González Aguadé. Al término (9:50 horas) iniciará el ciclo de conferencias orientadas a abordar temas más diversos y propiciar el pensamiento “fuera de la caja”. Este bloque dará inicio con la ponencia de George Friedman, fundador de Stratfor y autor de varios libros entre los que destaco The Next 100 Years, que platicará sobre su visión de la geopolítica mundial, para después dar entrada a un panel (10:50 horas) en el que participarán el expresidente del Banco Mundial, Robert Zoellick y el exdirector de la CIA, el general David Petraeus. No tengo duda que tanto en la conferencia como en el panel se discutirá la probabilidad de que Donald Trump pueda llegar a la presidencia de Estados Unidos, así como las posibles consecuencias que esto pudiera tener a nivel global.

Diez minutos después del medio día el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela Rodríguez, ofrecerá una conferencia en donde anticipo que varios temas se traslaparán con los que habrá platicado el gobernador del Banco de México, pero con dos diferencias: (1) énfasis en la difícil coyuntura que vive Pemex hoy en día, y (2) con un apartado en el que se enuncien los avances en materia de reformas estructurales. A las 12:30 horas se tiene programada una conferencia de Larry Fink, CEO de BlackRock, uno los gestores de activos financieros más grandes e importantes del mundo. Por último, alrededor de las 13 horas con 30 minutos se llevará a cabo el mensaje de clausura, dirigido por el C. secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, para cerrar con una comida.

Al final del día, el gran reto para la banca y las autoridades es bancarizar a México, pero este tema merece al menos una columna completa.

El autor es economista en jefe de Grupo Financiero Banorte. Las opiniones que se expresan en el artículo no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, por lo que son responsabilidad absoluta del autor.

Twitter: @G_Casillas

También te puede interesar:
Liberalismo y política en EU, ¿doble moral o incongruencia ideológica?
¿Qué puede causar una crisis global? (y II)
¿Qué puede causar una crisis global? (I)