Opinión

Contra la criminalización de los mexicanos

   
1
  

  

Muro fronterizo

En su debut como presidente electo en los programas periodísticos dominicales, Donald Trump dio detalles sobre su amenaza de deportar a millones de mexicanos que viven allende del río Bravo. “Lo que vamos a hacer es conseguir que las personas que son criminales y tienen antecedentes penales, como lo son pandilleros, traficantes de drogas, donde muchas de estas personas, probablemente dos millones e incluso pueden llegar a ser tres millones, los sacaremos de nuestro país o los encarcelaremos”, dijo Trump a Lesley Stall, de la cadena CBS.

El próximo mandatario estadounidense deslizó que en una etapa posterior tomarán la decisión sobre cómo expulsar a los otros migrantes, los que son “gente estupenda”.

Cuando el gobierno mexicano despierte del pasmo en que se encuentra, ojalá que comience la defensa de los connacionales desde el plano mismo del lenguaje.

Quizá sea mucho pedir, pero nuestra cancillería debería rechazar todas y cada una de las declaraciones del próximo mandatario que denigren a una comunidad abrumadoramente trabajadora y productiva, que encima paga impuestos, como lo es la mexicana radicada, con papeles o sin ellos, en Estados Unidos.

Porque México no debe permitir que se etiquete como criminal a un mexicano detenido en Estados Unidos.

No enfrentar esa retórica daría a Trump una ventaja indebida, cuando la realidad es que muchos de los mexicanos detenidos en Estados Unidos no tienen un perfil criminal.

Un estudio de investigadores de El Colegio de la Frontera, de 2012, revisó los casos de tres mil 457 migrantes expulsados por Washington a Tijuana y encontró que “solamente unos pocos son criminales peligrosos. La mayor parte de los deportados cometieron ofensas menores (misdemeanors) en Estados Unidos relacionadas con infracciones de tránsito, consumo de alcohol y drogas, o bien con la violencia doméstica, además de las órdenes de arresto causadas por el incumplimiento de castigos a estas faltas. (…)

“Las infracciones de tránsito se deben al estatus indocumentado de los migrantes que se ven ‘obligados’ a conducir sin licencia de manejo, porque en la mayor parte de Estados Unidos el transporte público es muy deficiente. Irónicamente, conducir sin licencia de manejo puede derivar en una deportación. (…)

“Las numerosas infracciones relacionadas con el consumo de alcohol y drogas, o bien con la violencia doméstica, muestran que estos problemas existentes en las comunidades de migrantes mexicanos son muy graves. Empero, estas infracciones difícilmente hacen que la mayor parte de los migrantes deportados entrevistados merezca la calificación de criminales”. Aquí el enlace del estudio, titulado '¿Criminales o víctimas? La deportación de migrantes mexicanos de Estados Unidos a Tijuana, Baja California', de Rafael Alarcón y William Becerra http://bit.ly/2fPTYzT

Como lo hiciera en campaña, Trump pretende instalar la idea de que los mexicanos migrantes son indeseables. Es obligación del gobierno mexicano desmontar cada una de esos intentos, pues por principio de cuentas es un infundio.

Dicho lo anterior, la medida anunciada por Trump implicaría otros retos. Uno no menor es que, en efecto, algunos de los deportados serían exconvictos por graves faltas.

Ello no constituiría una novedad para ciudades como Tijuana, que desde 2013 vivió una situación crítica en cuanto a inseguridad, luego de que Estados Unidos pasara de deportar diario, en 2006, “dos o tres” mexicanos con antecedentes criminales, a deportar unos 35 al día. (http://bit.ly/2ev7mvp)

Si Trump en efecto deporta mexicanos que hayan violado la ley, tendremos que encontrar un esquema para no victimizar a los que de hecho fueron víctimas en Estados Unidos, pero también tendremos que saber manejar el reto de reinsertar socialmente a aquellos que sí cuentan con verdaderos antecedentes criminales.

Y es apenas el comienzo.

Twitter: @salcamarena

También te puede interesar:
Los herederos del 'Negro' Durazo
Contra la pared y sin inspiración
Movilidad en la CDMX, camino equivocado