Opinión

¿Contamos con un blindaje suficiente?

 
1
 

 

Blindaje

La semana pasada le comentábamos del cómo podemos afrontar lo que denominamos la 'tormenta perfecta', que no es otra cosa que la coincidencia de varios factores de riesgo, unos externos y otros internos, que de detonarse, pueden cada uno de ellos generar una fuerte inestabilidad en los mercados financieros de nuestro país.

La pregunta que flota en el ambiente es: ¿qué tan blindada está nuestra economía para soportar estos embates?

Dentro de los factores de riesgo que ya están presentes, se destacan: la posibilidad de que el presidente Trump termine anunciando que Estados Unidos se sale del Tratado; la propuesta de una agresiva reforma fiscal que Trump ha planteado a su Congreso; el inminente nombramiento de un sucesor de la presidencia de la Reserva Federal que puede generar nerviosismo en los mercados globales, y a esto hay que agregar la incertidumbre sobre el proceso de las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en nuestro país en 2018.

¿Con qué elementos de blindaje cuenta México ante estos choques?

1. Un sistema de libre flotación del peso mexicano. Esta es en nuestra opinión la capa de blindaje más poderosa. El tipo de cambio flexible es el más poderoso amortiguador de los golpes. Un entorno con aranceles en lugar del TLCAN puede ser absorbido con un mayor tipo de cambio, que compensa con precios relativos más bajos los incrementos arancelarios, como ejemplo.

2. Una ordenada política fiscal. De nada serviría contar con el doble de reservas internacionales, si tuviéramos finanzas públicas desordenadas. Aquí es evidente que el secretario Meade es una garantía de una sana conducción de la política fiscal. ¿Qué va a pasar al momento en que Meade sea nombrado candidato a la presidencia?, ¿a quien van a poner en su lugar? El sustituto debe ser alguien que garantice con contundencia una férrea administración del presupuesto, en un año de elecciones, dentro de una contienda que se percibe como sumamente competida.

3. Las reservas internacionales. Estas se ubican en 173 mil millones de dólares. ¿Qué tan robustas son éstas en relación a nuestras necesidades de divisas? Los choques externos pueden detonar una salida de los recursos financieros internacionales del papel mexicano.
Lo que no necesariamente implica que salgan dólares del país.

Tenemos alrededor de 140 mil millones de dólares en tenencia de valores gubernamentales en pesos, en manos de residentes del exterior. Si los tenedores de estos títulos deciden vender sus posiciones, tendríamos dos efectos: una caída en los precios de los bonos y por consiguiente un incremento en la tasa de rendimiento que ofrecerían, y una fuerte presión cambiaria. La experiencia empírica en otras crisis nos ha demostrado que es muy poco probable que salgan recursos de este mercado de valores gubernamentales fuera de México, por más del 10 o 15 por ciento de esta tenencia.

4. La línea de crédito flexible con el FMI vigente por 86 mil millones de dólares, ni se va a tocar. Sólo está puesta ahí para reforzar la percepción de que el Banco Central tiene suficientes canicas para soportar la tormenta y suavizar la presión cambiaria.

5. La semana pasada la Comisión de Cambios (SHCP y Banxico) anunciaron una serie de subastas por cuatro mil millones de dólares con cargo al programa de coberturas cambiarias con dólares virtuales por un monto de hasta 20 mil millones de dólares anunciado hace unos meses. Todavía quedarán 15 mil millones más por subastar, lo que resta presión al mercado cambiario.

6. La política monetaria del Banco de México y la sucesión de Carstens. El Banco de México puede seguir subiendo la tasa de interés conforme se vaya requiriendo. No hay techos, ni pisos. Pero el nivel actual de 7.0 por ciento ya está muy adelantado. Se requieren a lo mucho ajustes marginales temporales. Desde luego, la sucesión de Carstens es muy relevante.

Aunque el Banco de México es una entidad autónoma y muy institucionalizada, el sucesor también debe ser contundente al expresar que va a aplicar una política ortodoxa y oportuna.

* El autor es presidente de Bursamétrica.

Correo: eofarrills@bursametrica.com

Twitter: @EOFarrilS59

También te puede interesar:
¿Cómo afrontar la tormenta perfecta?
¿Veremos una curva de rendimientos invertida en Estados Unidos en 2018?
Las primeras cifras a septiembre

Sign up for free