Opinión

Contaminación y enfermedades del corazón

 
1
 

 

Revisando la presión. (Cuartoscuro/Archivo)

En la ciudad de México estamos condenados a “vivir” en situaciones delicadas en forma casi permanente, debido a la alta contaminación del aire, la cual puede generar graves problemas cardiovasculares.

La contaminación en el Distrito Federal proviene de centenas de miles de fábricas, millones de vehículos de pasajeros y de pesados camiones de carga, de los vehículos oficiales y del gobierno sin verificación (incluidos los militares y diplomáticos), construcciones civiles y públicas, maquinaria pesada, plantas de generación de energía eléctrica, crematorios, incendios, cocinar con leña y gas, tabaquismo, basureros a cielo abierto (junto al Estadio Azteca), quema de basura, defecación al aire libre, cohetes, etc. La mayoría de tales contaminantes son provocados, no son naturales.

Los efectos de la contaminación del aire pueden ser a corto o largo plazo, pero se sabe que ataca principalmente a bebés, niños, personas de edad avanzada y a personas que están padeciendo enfermedades del corazón como afecciones de las arterias coronarias o arteriosclerosis, problemas cardiovasculares crónicos, presión arterial alta, insuficiencia cardíaca, diabetes, arritmias…

Varios estudios han mostrado incremento de las hospitalizaciones y muertes cuando existen altas concentraciones de humo. Las partículas pequeñas son las más contaminantes, miden 2.5 micras y son producto de la quema de combustibles fósiles como el petróleo y el gas. Debido a su pequeñez penetran más fácilmente en el cuerpo humano y de inmediato comienzan a irritar los pulmones y los vasos sanguíneos alrededor del corazón.

“Investigaciones en EU han mostrado que la permanencia de las condiciones graves de contaminación incrementan las enfermedades de las arterias”. El Dr. Russell Lucpher, cardiólogo de la Clínica Mayo y Profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Minnesota indica que “la evidencia médica vincula la contaminación del aire, las enfermedades del corazón y la mortalidad cardiovascular en personas más susceptibles como bebés y ancianos”. Se recomienda que ante contaminaciones graves como las del DF, permanecer en el interior de las casas.

Fuente: American Heart Association.

Twitter:@ComMedica08

También te puede interesar:

Más autos, más contaminación

Contaminación por lluvia ácida

Contaminación por basura electrónica