Opinión

¿Contabilidad Electrónica por qué? y ¿qué hacer?

 
1
 

 

[Archivo] Conoce qué es la Ley General de Contabilidad Gubernamental. 

Nabil Tabchi.

Miembro de Comité Técnico Nacional de Competitividad del IMEF.

A partir de este 2015 las personas físicas y morales con ingresos acumulables arriba de cuatro millones de pesos en el ejercicio 2013, están obligados a enviar su contabilidad a través de medios electrónicos.

Esta nueva obligatoriedad fiscal ha generado diversas dudas entre los contribuyentes, razón por la cual se anotan las respuestas a tres preguntas: ¿por qué la SHCP implementó la contabilidad electrónica?, ¿por qué tantos requerimientos en el contenido de las pólizas contables?, ¿por qué quieren saber tantas cosas?

1-La economía y el número de empresas en el país están creciendo, el SAT cuenta con poco personal para atender las auditorías a nivel nacional y le cuesta capacitarlos para que tengan los mismos criterios de evaluación de la información de los contribuyentes.
 
2-El SAT ha encontrado discrepancias en relación a los pagos de impuestos de empresas del mismo giro con volúmenes de ventas similares.

3-Normalmente el SAT audita los ejercicios que están próximos a vencerse, por lo que se atrasa hasta seis años para cobrar impuestos mal calculados o evadidos.

4-El SAT invierte cantidades muy elevadas en herramientas tecnológicas e inteligencia fiscal y necesita aprovechar estas plataformas para agilizar sus procesos de auditoria

5-Se solicitan devoluciones de impuestos (especialmente IVA) asociadas a transacciones fraudulentas o a prácticas contables no adecuadas

Actualmente casi todos los contribuyentes emiten sus facturas y nóminas en formato CFDI, permitiendo con ello que el SAT pueda estimar los estados de resultados de cada contribuyente basados en flujo de efectivo.

Para un mayor control y debido a las carencias actuales de recursos humanos, el SAT decidió solicitar la información contable en formato electrónico (xml), así como cuentas y balanza de los contribuyentes. Adicionalmente pidió asociar dentro de las pólizas la información de los CFDIs de ingresos y gastos detallando la forma de pago y cobro de los mismos, con el objetivo de tener una imagen más clara de la salud fiscal de los contribuyentes.

Dicha iniciativa es vanguardista a nivel mundial y coloca a México en un nivel tecnológico superior a la mayoría de los países miembros de la OCDE, al gozar de mucha información electrónica fiscal de los contribuyentes.

Aunque toda esta pesquisa no refleja la realidad ni mucho menos exactitud sobre la situación financiera y fiscal de los contribuyentes, sí brinda la información necesaria para iniciar facultades fiscalizadoras de las mismas autoridades casi en tiempo real.

No debemos olvidar que las auditorías serán de forma electrónica vía el buzón hacendario electrónico y como dice el SAT, las auditorías ya no serán globales sino selectivas en función de criterios tales como fechas, proveedores, clientes o alguna cuenta contable específica.

Dichas medidas se reciben en el IMEF con beneplácito porque van en el sentido de la legalidad, el Estado de Derecho y la transparencia y ante ello los contribuyentes debemos de:

1- Revisar nuestros catálogos contables y cuidar que contamos con la estructura que pide el SAT para evitar que haya interpretaciones equivocadas de nuestra información contable.

2-Depurar los saldos de cuentas en función de la nueva estructura a diciembre 2014.

3-Los contadores tienen que cambiar su forma de contabilizar.

Los profesionistas con transacciones de ingresos y gastos limitados deben cuidar que su Contador lleve el registro contable de forma ordenada con suficiente información en los comentarios para evitar requerimientos innecesarios.

A las PYMES se les recomienda sistemas más avanzados donde sus operaciones de áreas se liguen a las contables de forma adecuada, asegurando su claridad.

A las grandes empresas se les exhorta a revisar sus prácticas de costos de transferencia y precios, comparando utilidades con los promedios a nivel nacional y mundial de sus propios giros y/o de su casa matriz; de esta forma asegurarán menos interferencias del SAT ya que habrá más inteligencia de negocios sobre los datos directos de cada contribuyente.

Esperamos que las autoridades sean sensatas y cautelosas en sus solicitudes de información para evitar a los contribuyentes cargas administrativas innecesarias al atender los requerimientos del SAT, pero lo más importante es aumentar la base de contribuyentes y que todos aportemos lo que nos corresponde a las arcas del gobierno.

También te puede interesar:
La economía compartida
Cómo conectar ideas y capital
“Reconstruyendo el Momento de México”