Opinión

Cinco consejos para el regreso a clases

 
1
 

 

5 consejos para el regreso a clases.

Primero. No usar la tarjeta de crédito. La tentación más común en los siguientes días será utilizar la tarjeta para solventar la urgencia de contar con todos los libros y útiles escolares. Esto es un error, sobre todo si la sequía financiera de la familia se debe a que gastó de más en vacaciones. Si los niños perciben que se ahorró para vacacionar, pero que para contar con material escolar se le tiene que pedir prestado al banco, el ejemplo no será muy bueno. Peor aún si se firma a meses sin intereses porque llegará la Navidad y se seguirán pagando útiles que incluso se perderán en el recreo.

Segundo. Comparar al menos tres tiendas en línea antes de comprar. Liverpool tiene una gran tienda en línea y muchos precios a la vista.

Esta empresa otorga ahora 20 por ciento de descuento en monedero electrónico, lo que podría etiquetarse como dinero para futuras necesidades del niño(a). Wal-Mart tiene listas de útiles en su sitio web donde se hallan colegios específicos y precios de artículos solicitados. Es de gran ayuda. A su vez, Soriana tiene precios espectaculares hasta en escritorios y loncheras. Hay mucha oferta, pero hay que comparar.

Tercero. Vender algo en una subasta o en línea. Una buena idea es vender algo como “símbolo” del intercambio: entran muchos artículos nuevos a casa, y está bien que salgan también algunos que ya no se utilizan. Un escritorio de medio uso se puede subastar en línea muy fácilmente, o se puede integrar un lote de útiles que puede ser vendido —aunque sea por una cantidad simbólica— a quien le pueda servir. Un niño estará feliz de participar en este proceso y darle significado a un nuevo ciclo en su educación.

Cuarto. Involucrar al niño en el plan de compras y la cuenta de gastos.

Una actividad indispensable en la formación financiera de cualquier niño o niña es observar una lista de útiles, acudir a una tienda e ir pagando él o ella mismo(a) por los útiles y libros que usarán en el ciclo escolar. Si el niño no se involucra en este proceso difícilmente podrá ir formando su criterio sobre elecciones básicas que involucran recursos escasos y necesidades. También se puede hacer una breve reflexión con el niño sobre los precios y los principios básicos de economía.

Quinto. Plantear al niño o niña dos retos de economía durante el año escolar que inicia. Hay muchas alternativas: abrir una cuenta de ahorros; entender con un juego qué es el ‘tipo de cambio’; visitar el MIDE; hacer listas de comparación de precios de alimentos; hacer una pequeña colección de billetes antiguos; presupuestar las vacaciones; etcétera. Esto puede auxiliar a fortalecer una conciencia económica en su mente, independientemente de los gustos o preferencias del infante.

Twitter:
 @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
El año de Max David
Nombre: Mexicano; Apellido: Descalificado
ICA+Mota-Engil, en ruta firme para licitación en aeropuerto