Opinión

Conformada la mayoría para la aprobación del presupuesto

1
   

    

Sesión de diputados del 19 de octubre de 2015. (Cuartoscuro)

La cuenta regresiva hacia el domingo avanza inexorablemente y a estas alturas ya está decidida, por la conformación de una amplia mayoría de legisladores, la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación.

Lo único que puede cambiar es llevar a cabo una sesión maratónica que inicie el propio jueves 12 y concluya el 15 de noviembre como marca la ley, o de plano poner en acción el reloj parlamentario.

A partir de hoy, prácticamente habrá sesión todos los días y nos dicen en la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública que avanzan las negociaciones entre los grupos parlamentarios de lo que se desprende que el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2016, se autorizará en tiempo y forma.

De hecho, esa Comisión se declaró en sesión permanente para dar continuidad a los trabajos emprendidos desde su instalación. El presidente de esta instancia legislativa, Baltazar Hinojosa Ochoa, aprovechó el curso de la sesión para cabildear tanto con sus correligionarios como con diputados de otras fuerzas políticas. El objetivo, apuntó, es presentar un proyecto que sea producto de negociaciones y acuerdos que, cuando se ponga a consideración de la Comisión, se apruebe en lo general y, de existir reservas, se lleven y discutan en el Pleno de la Cámara.

El reto es que se han recibido 796 mil millones de pesos de solicitudes de propuestas de ampliación presupuestal y estas aumentaron con respecto a años anteriores, por lo que serán pocos los proyectos favorecidos.

El diputado Jesús Zambrano precisó que de los 4 billones 780 mil millones de pesos solamente alrededor del 22 por ciento se pueden manejar como lo que se llama gasto programable y ese es el rubro que se pone en la mira de los debates parlamentarios.

El diseño de la sesión en donde se aprobará el Presupuesto será diferente a otras en virtud que ahora si un diputado hizo 25 reservas, no subirá 25 veces a la tribuna, sino en una sola ocasión para expresar su posición de todas ellas. Este acuerdo de la Junta de Coordinación Política evitará que las tácticas dilatorias se presenten y se destine mayor tiempo a discutir las reservas aceptadas.

Por su parte, el vicecoordinador del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, comentó que el PRI defenderá que los rubros de política social mantengan sus rangos presupuestales, particularmente en los temas de salud y educación, ya que reconoció que el recorte presupuestal de 221 mil millones de pesos para el ejercicio del próximo año los dejó muy acotados.

El Verde, en voz de los diputados Antonio Arévalo González y Quirino Ordaz Coppel, coincidió que en los programas sociales prioritarios no habrá ajustes y recalcó que el tema de la seguridad es prioritario, por lo que no habrá recortes en ese rubro y se deberán asignar recursos extraordinarios para los juicios orales.

En relación al Fondo para apoyar a los municipios, el PRI lo defiende, con la condición de que su ejercicio sea transparente y que se acompañe de la rendición de cuentas respectiva.

El PRI, PVEM, Panal y PRD caminan en el mismo sentido y las diferencias que había al principio se han ido zanjando, falta planchar con el PAN algunas asignaciones que les interesan a los azules y donde no hay forma de negociación es con la fracción de Morena y de Movimiento Ciudadano.

No podríamos decir que la moneda está en el aire porque ya está conformada la mayoría requerida para aprobar el Presupuesto 2016.

También te puede interesar:

La reforma educativa la hacen suya los maestros del SNTE

Recortes al presupuesto de egresos déficit equivalente al 3% del PIB

Colima: Decisión absurda que lastima la credibilidad de las instituciones