Opinión

¿Confianza en el sistema de pensiones?

 
1
 

 

[El sistema de pensiones de México presenta deficiencias grandes / Cuartoscuro] 

Después que el modelo chileno sirvió como referencia para diseñar el sistema de pensiones en México, ahora hace agua por dos razones: insuficiencia y manejo cuestionable de los recursos.

La pregunta es cómo vamos nosotros en confianza, porque de nada sirve la modernización si existe una percepción de falta de transparencia.

Revisemos algunos pros y contras para que el lector construya su opinión.

1.- Las administradoras tienen un 'límite de régimen de inversión' que acota las decisiones. Por ejemplo, en la Siefore Básica 1 (para mayores de 60 años) sólo puede destinarse a instrumentos de renta variable un 5.0 por ciento del total del portafolio. Mientras tanto, en la Siefore Básica 4 (para edades de 36 años o menos) es de 40 por ciento
(http://www.consar.gob.mx/limite_inversion/).

Cada una tomará sus propias resoluciones de la composición de sus activos y por eso hay una diferencia importante en sus resultados.

2.- Las Afore son privadas, por lo cual deben buscar ser eficientes. Ello genera que los rendimientos se eleven y estén por arriba de la tasa de referencia, considerando que es un ahorro de largo plazo. Aún cuando muestren alguna minusvalía momentánea han tendido a compensarla, manteniéndose con ganancias muy competitivas.

3.- La Consar, como entidad reguladora, ha reducido la posibilidad de abuso o fraude en el manejo de los fondos de inversión y hoy se tiene una enorme cantidad de información para tomar una buena decisión sobre dónde dirigir el ahorro. (www.consar.gob.mx)

4.- El temor de que un gobierno cambie las disposiciones es real y debemos estar al pendiente. Puede ser una gran tentación financiarse a través de los fondos de pensión con la emisión de bonos de deuda soberana y que luego caigan en insolvencia.

Como ejemplo, basta señalar el caso de Grecia o Argentina para darnos una idea de esa posibilidad. Sin embargo, habría de aceptarse que hasta ahora las autoridades han procurado la estabilidad macroeconómica y está lejos en este momento un escenario tan pesimista.

5.- Hay elementos incuestionables. Las pensiones por medio de las Afore serán insuficientes para cubrir los requerimientos cotidianos en la vejez y existirá una mayoría de ancianos para 2050 que podría convertirse en una grave crisis social. Ante esto, es imprescindible un ahorro adicional por parte de la población para que haga frente a sus propias necesidades, ya sea a través de las Afore o de otros instrumentos financieros, sobre todo si manifiestan desconfianza en el gobierno o no se está cotizando.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
Afore, ¿la revolución que viene?
¿Estás preparado para tu vejez?
¿En dónde está el dinero? Tal vez en gastos ocultos

>