Opinión

Condiciones para la viabilidad de Pemex

 
1
 

 

ME. Condiciones para la viabilidad de Pemex.

¿Es viable o no Pemex? Es una pregunta que últimamente se hace con frecuencia. Y la respuesta que se puede dar es que, sin duda, Pemex es viable… siempre y cuando realice una serie de cambios que no son sencillos pero que están al alcance.

Lo que le enlisto no son todos, pero son indispensables.

1.– Hay que resolver el tema de las pensiones de la empresa.

De acuerdo con el último reporte presentado a la Bolsa, correspondiente al tercer trimestre del año pasado, los pasivos laborales alcanzan un billón 539 mil 972 millones de pesos. La cifra es un pasivo contingente, que eventualmente debe pagarse en los próximos 50 años o un lapso semejante. Imaginemos que por la renegociación realizada se lograra reducir a la mitad este pasivo; implicaría bajar casi en una cuarta parte el pasivo total de la empresa. No sería suficiente pero sería un primer camino hacia el alivio.

2.– Se requiere darle flujo a la empresa, antes que nada con sus propios activos.

El pasivo de corto plazo de Pemex, de 327 mil 357 millones de pesos, representa 10 por ciento de los pasivos totales, pero 125 por ciento de los activos circulantes. Es decir, con las mediciones financieras usuales, se puede señalar que Pemex tiene un capital de trabajo negativo por 65 mil millones de pesos. Esta es la medición tradicional de la liquidez, que en este momento es el problema fundamental de la petrolera. Una de las fórmulas de las que se puede echar mano es la colocación de la “fibra”, de la que ya se ha hablado, en la cual se pondrían en el mercado diversos activos de la empresa para obtener liquidez en el corto plazo. Y sólo en caso necesario, la capitalización proveniente del gobierno.

3.– La prioridad de Pemex debe ser evitar que las calificadoras degraden su deuda.

Para ello, requiere recobrar rápidamente la confianza de los inversionistas. Y la ventana de oportunidad que tiene es muy corta. El viernes próximo se reúne el consejo de administración de la empresa para discutir el plan de ajuste que presenta su nuevo director general y el lunes próximo se hará de conocimiento público. No sólo se requiere tener los consensos políticos sino ganar la credibilidad de los mercados financieros. Eso será clave para el curso inmediato de acción de Pemex.

4.– Se requiere dar celeridad a los “farm outs”.

Estos son los proyectos de exploración y producción, en los que Pemex se va a asociar con terceros. Esto permitiría una inyección de recursos a la actividad productiva, que potenciará a la empresa para el mediano plazo.

5.– Se requiere una reestructura de fondo más allá de las urgencias de liquidez.

Le hemos comentado aquí que es muy claro qué actividades han generado los malos resultados de la petrolera, notoriamente la refinación. Se requieren cambios mayores en esa materia. Aunque esta administración tomó la afortunada decisión de cancelar el proyecto para la nueva refinería de Tula, se necesita una nueva operación de todo el sistema de refinación, que debería hacerse en alianza con el sector privado, lo que ya se puede legalmente con la reforma energética.

Todo esto no es suficiente, pero si no se hace, difícilmente se le podrá dar viabilidad.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Qué nos dice el dato del PIB?
¿Funcionará la defensa del peso?
La oportunidad de Pemex