Opinión

Con acuerdos y acciones, México consolida una economía fuerte e incluyente

 
1
 

 

México

El año pasado cerró con un entorno complicado para nuestro país. Las condiciones internacionales que enfrentábamos a finales de 2016 fueron especialmente adversas y amenazaban la estabilidad del tipo de cambio, pues el dólar llegó a venderse en 22 pesos; amenazaban también el trabajo realizado para ampliar nuestro crecimiento e, incluso, la confianza de los inversionistas que volteaban a ver a nuestro país.

En efecto, en 2016 enfrentamos una reducción en nuestra producción petrolera y una caída en el precio al cual exportamos ese producto, un crecimiento internacional débil y, vinculado con ello, una menor demanda de nuestras exportaciones. A ello se agregó la incertidumbre provocada por las elecciones presidenciales en Estados Unidos, nuestro vecino y mayor socio comercial.

México tomó entonces decisiones oportunas, acordes con las imperiosas necesidades que planteaba el contexto internacional a principios de 2017. Me refiero al Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar alcanzado –el 9 de enero pasado— por el gobierno de la República y los principales consejos empresariales, sindicales y productores del campo. El objetivo central, proteger la economía familiar, además de fomentar las inversiones y la creación de empleos, preservar la estabilidad económica y fortalecer la cultura de la legalidad y el Estado de Derecho.

El gobierno mismo comenzó dando el ejemplo, al ejercer el gasto público de manera responsable y eficiente. Los sectores integrantes del acuerdo trabajamos de la mano en diversos instrumentos para proteger la economía familiar e impulsamos acciones, incluidos estímulos de tipo fiscal de parte del gobierno, para impulsar las inversiones, proteger los empleos existentes y crear nuevos puestos de trabajo.

No podemos decir que todas las amenazas que se cernían sobre el país a finales de 2016 y principios de 2017 han sido conjuradas. De hecho, hay retos que siguen ahí. A pesar de todo, hoy la economía muestra un rostro distinto, una perspectiva estable. México crece hoy a una tasa de 3.0 por ciento (desestacionalizada), lo que ha hecho que los analistas ajusten sus expectativas de crecimiento para nuestro país al alza. Hay confianza en México, y eso se nota.

Hoy incorporamos al acuerdo nuevas medidas, entre las que destaca un Programa para Impulsar el Desarrollo del Mercado Bursátil, un motor esencial del crecimiento que debemos robustecer. La capitalización del mercado de valores en México representó en 2016 sólo 37 por ciento del PIB, muy por debajo de países como India (69 por ciento) o Chile (86 por ciento). Esto quiere decir que hay un amplio potencial para que las empresas mexicanas puedan enlistarse en la Bolsa de valores y así contribuir a apuntalar la productividad, la creación de empleos y el crecimiento económico del país.

Este paquete de medidas incluye cambios la regulación para impulsar que las casas de bolsa sean más dinámicas y que más empresas puedan cotizar en la Bolsa; asistencia de la banca de desarrollo para que las empresas que hoy son apoyadas por ella puedan financiarse a través del mercado bursátil; modificaciones a la regulación de Afore y aseguradoras para que puedan canalizar mayores recursos hacia el sector productivo y así incrementar las pensiones de las familias y de los trabajadores; y una estrategia nacional de educación financiera orientada a que más mexicanos conozcan los beneficios del financiamiento y de invertir bien sus ahorros.

La combinación de políticas económicas disciplinadas y una economía flexible y diversificada nos permiten crecer y desarrollarnos. Entre nuestras muchas fortalezas está la de sabernos unir cuando es necesario, como lo prueba el acuerdo del 9 de enero pasado. Nuestra fortaleza no es únicamente económica sino también política y social y es producto de nuestra democracia y de sus instituciones. Y que esto sea así es sin duda fruto de un esfuerzo conjunto.

* El autor es el secretario de Hacienda y Crédito Público.

Twitter: @JoseAMeadeK T