Opinión

Complejidad económica

 
1
 

 

Paseantes en la Alameda. (Cuartoscuro/Archivo)

En el año de 2006, Ricardo Hausmann y un grupo de académicos de Harvard y MIT, desarrollaron la primer versión del Atlas de complejidad económica. Uno de sus conceptos básicos para construir este atlas, es que las mercancías son productos del conocimiento; y que las mercancías más complejas son reflejo de un mayor y más sofisticado desarrollo del mismo. Asimismo, los académicos sostienen que la cantidad de conocimiento de una sociedad es la suma de las capacidades de los individuos que la componen; de ahí que una sociedad con personas con muchas habilidades sea capaz de producir bienes más complejos. Hausmann utiliza la analogía del alfabeto: con pocas letras, las palabras que se pueden construir son muy básicas; pero con muchas letras, se pueden escribir palabras complejas. En una sociedad como Ghana se pueden construir palabras como “mar” y en la de Holanda palabras como “industrialización”.

Con base en este marco teórico y trabajando de la mano con el doctor Hausmann, el gobierno federal presentó en días pasados el Atlas de Complejidad Económica de México. El trabajo está lleno de información valiosa y relevante para realizar análisis económico y político, así como diseño e implementación de políticas públicas. Será útil para los tres órdenes de gobierno, pero a su vez, para la academia y el sector privado.

Con una herramienta tan potente y funcional como ésta, que es además parte de la Política Nacional de Datos Abiertos, accesible al público en general, (http://complejidad.datos.gob.mx/) no me imagino a empresas privadas haciendo sus planes de inversión o estrategias de mercado sin utilizar el atlas. Tampoco me imagino a los nuevos gobiernos estatales sin el atlas para elaborar sus planes estatales de desarrollo, o a los candidatos que aspiren a una gubernatura sin utilizarlo para realizar sus propuestas de campaña. En síntesis, el atlas hace accesible en una plataforma fácil de usar y de entender, información de la SHCP, SAT, IMSS, INEGI y SCT, que describe el capital humano, exportaciones, sectores productivos, de cada zona.

¡Enhorabuena!

Twitter:@julio_madrazo

También te puede interesar:

¿Qué hacer con el Benito Juárez en 2020?

Primera Sala: ¡Ya es hora!

Se desmarca México de AL