Opinión

Cómo sobrevivir en la
era Trump

 
1
 

 

Cómo sobrevivir en la ‘era Trump’.

Hoy comienza una nueva era en el mundo.

El fin de la administración Obama y el arranque de la presidencia de Trump implican mucho más que un cambio de administración.

Y, para México, las sacudidas que este cambio ha traído nos han impactado desde hace meses, entre otras cosas, pegándole al peso y generando una enorme incertidumbre.

¿Qué debemos hacer para salir a flote en la era que hoy comienza?

Le comparto algunas sugerencias.

1.- Adaptabilidad, adaptabilidad y adaptabilidad.

No sabemos aún de qué se trate la administración Trump. Hoy obtendremos algunas pistas, pero aún faltará mucho para que las cosas queden claras. Si nos pasmamos, a la espera de que el panorama esté despejado de incertidumbres, pudiéramos quedarnos ocho años sentados, pues por el perfil de Trump no sería extraño que hubiera muchos bandazos en su gobierno, que van a cambiar más de una vez el entorno. Empresas, personas y gobierno, deben desarrollar la capacidad para poder moverse rápidamente de un ambiente a otro.

2.- Depender menos de EU.

Yo he sido partidario de reforzar los lazos económicos y comerciales con Estados Unidos. Creo que es una oportunidad que no debemos desaprovechar. Pero si la administración entrante en Estados Unidos (EU) va a causar incertidumbres, es conveniente voltear con más decisión hacia adentro de nuestro país y hacia otros lares.

EU va a seguir siendo nuestro principal socio por muchos años, pero nos daría aire contar con más opciones ante el panorama que se viene en los siguientes años.

3.- Aprovechar las ventajas que todavía tenemos, hasta el último día.

No sé si se vaya a redefinir el TLCAN, si se vaya a cancelar o si la administración Trump vaya a poner un costo alto a las remesas. Lo que sí sé es que mientras las reglas no cambien, deben aprovecharse esas ventajas. Más aún si realmente la economía norteamericana crece más, pues el peso débil da ventajas competitivas e incluso alienta al mercado interno entre los receptores de remesas. No nos quitemos ventajas nosotros mismos si el vecino no nos las quita.

4.- Ser pragmáticos y prácticos.

Si hay que pelear con Trump, hay que hacerlo con técnica y eficacia, y no como peleadores callejeros. Si hay que darle la mano, aguantémonos la repulsión que pueda causarnos el personaje y ofrezcámosla. Si hay que hacer show para impresionarlo, como una manifestación de cientos de miles para rechazar sus propuestas, organicémoslo. Si lo mejor es el bajo perfil, practiquémoslo. Lo relevante es defender los intereses de México y de los mexicanos.

5.- Recompongamos el ánimo nacional.

La confianza de los consumidores mexicanos ha caído en 14 por ciento de diciembre de 2012 a la fecha; la confianza de los empresarios lo ha hecho en 16.3 por ciento en el mismo periodo, según datos del Inegi.

Con ese estado de ánimo, vamos a propiciar que la economía del país se venga para abajo… aun sin ninguna ayuda de Trump.

6.- No esperemos que 'los otros' hagan algo.

No estemos a expensas de lo que hagan el gobierno o los partidos o los líderes de las organizaciones. El cambio que vivimos es muy desafiante y tendremos que ser nosotros los que tomemos decisiones en función de lo que veamos y percibamos en nuestro entorno.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
La oportunidad que nos da Trump
Los autogoles de Trump
Ansiosos por Trump