Opinión

¿Cómo serán las finanzas familiares de la generación Z?


1
 

 

smartphones

Conmemorar el Día Internacional de la Familia es muy buena excusa para reflexionar sobre los retos financieros que enfrentan los jóvenes a la hora de formar un hogar. El estereotipo de hace 40 años era de un hombre proveedor, que decide, casado con una mujer sumisa y al cuidado de la casa; hoy, esa pareja prácticamente está en vías de extinción.

Dentro de la generación Z se considera a los muchachos menores de 20 años. Sin temor a equivocarme, creo que formarán parejas más autosuficientes y preparadas.

Provendrán ambos de una generación individualista, acostumbrados a compartir poco. Estará presente el fantasma de los divorcios que han venido en franco aumento. También, el bajo crecimiento del país obliga al trabajo de ambos para aportar a la casa.

Para las clases media y alta, algo que afrontarán es la expectativa socioeconómica, al ser difícil conservar el mismo nivel de bienestar con que contaban cuando eran solteros; esto puede provocar tensión en la pareja porque se encontrarán con un entorno menos agradable.

Habrán de cuidar extremadamente el gasto, sobre todo al venir de una cultura consumista soportada por los ingresos de los padres.

De hecho, ya está sucediendo, siguen ayudando a los hijos, incluso casados; pero eso entraña otro desafío, porque como dice el dicho “el que paga manda” y por tanto tienen que estar dispuestos a recibir “sugerencias” y en algunos casos imposiciones.

Deberán preocuparse también por su jubilación, pues en general formarán familias pequeñas. Esto obliga a ahorrar para la vejez, entendiendo que el Sistema de Ahorro para el Retiro será insuficiente.

Estas características llevan a desarrollar la planeación financiera si quieren progresar y tener independencia, además de procurar la tolerancia entre ellos para mantener la relación y alcanzar los acuerdos necesarios en el tema financiero.

Lo anterior es de especial cuidado porque una investigación realizada por National Endowment for Financial Education a principios de 2014 encuentra lo siguiente: 35 por ciento de los matrimonios comentaron que algunos aspectos de su vida financiera deberían ser tratados en privado; 24 por ciento aceptaron discutir por las finanzas, pero sabían que al final serían desaprobados por la pareja y 16 por ciento estaba apenado sobre sus finanzas personales y por ello no querían que su cónyuge supiera.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Es conveniente que los jóvenes se endeuden?
Reglas de oro para separar tus finanzas de las de tu empresa
¿Por qué altos ejecutivos quiebran en sus finanzas personales?