Opinión

¿Cómo se llamaba tu primera mascota? 

 
1
 

 

Laptop genérica

Hace algunos meses, harto de memorizar contraseñas de sitios de internet, decidí escribir en un papel varios de ellos. Pensé que, si los olvidaba, no tendría que pasar por la fastidiosa tarea de recuperarlos. El problema es que escondí tan bien el papelito que luego olvidé su localización. Semanas después lo hallé y decidí destruirlo.

Otras personas tienen métodos no convencionales para recordar sus contraseñas. Hace unos días una chica me envió una selfie. A su lado estaba la computadora de la oficina, y en ella se podía ver un Post it con dos o tres nombres de usuarios y contraseñas. Le dije que la borraría, lo que agradeció, aunque las cuentas desveladas no eran muy sensibles: eran de viajero frecuente en líneas aéreas.

Pero el problema de los passwords se torna grave cuando de lo que se habla es de pagos, inversiones y movimientos financieros. Por eso los bancos han establecido hasta tres o cuatro candados, para evitar el hackeo y vaciado de las cuentas.

La empresa de sistemas de pagos Mastercard es quizá una de las que está avanzando más en la tecnología para lo que será el siguiente método de identificación, que dejará atrás a los passwords: la identificación biométrica. Dos vicepresidentes de esta firma, Patricio Hernández y Valerio Murta escribieron recientemente una nota donde revelan una tendencia: “Un estudio realizado recientemente por Mastercard (…) arrojó que 53% de los compradores en línea olvidan una contraseña importante más de una vez a la semana, lo que los obliga a perder más de 10 minutos reestableciendo sus cuentas. Como resultado, más de un tercio de los consumidores abandona sus compras en línea, y en 6 de cada 10 casos el motivo es que olvidaron su clave de acceso”.

La identificación biométrica está a un paso de convertirse en estándar para tener acceso a cuentas, procesar pagos y facilitar el comercio en línea. Mastercard lanzó su solución recientemente, llamada Identity Check, lo que reemplazará contraseñas y reducirá los fraudes. Visa está en el mismo camino. Recientemente lanzó una alianza con BioConnect para registrar y utilizar también un conjunto de datos biométricos para la identificación de los clientes. Muchos bancos andan también ya ese camino. Santander tiene identificación biométrica desde hace algún tiempo, y HSBC ha empezado a desplegar una estrategia al respecto desde Reino Unido.

Las odiosas preguntas “¿Cómo se llamaba tu primera mascota?” o “Nombre de la ciudad donde nació tu papá” están siendo respondidas —y las cuentas hackeadas— por algoritmos que entran a la cuenta de Facebook de las personas y detectan las respuestas… Por eso hay que prestar atención a los datos biométricos como nueva forma de identificación.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
AMLO y la izquierda bananera
Samsung y su futuro estratégico en México
Citibanamex renovará su ‘sistema nervioso’ para 2018