Opinión

Como que no quiere
la cosa

 
1
 

 

Verde.

Gil se enteró en sus periódicos de papel: Adrián Escobar y Vega, hermano de Verdescobar, era accionista del Grupo Textil Joad, que vendió al Partido Verde las camisetas metafísicas que nunca existieron, operación ilegal que ocasionará al partido una multa de 88.5 millones de pesos.

Gil se enteró en su periódico La Jornada: Adrián Escobar fue accionista hasta agosto de 2009 de esa empresa, justificó el Verde. Mju.

Con la pena, pero el INE ha multado al Verde por esa transa inmobiliaria. Ciro Murayama propuso la sanción y afirmó que hay hallazgos firmes para multar al Partido Verde con 88.5 millones de pesos. Oh, Arthur el millonario seductor ha caído en una oquedad. Y lo peor de todo es que se ha perdido de al menos tres o cuatro fiestas por atender estas naderías.

A Emilio no lo calienta ni el sol de Cancún. Sabes qué, Arhur, por tus rollos se nos vino abajo una chesta muy cañona, wey, y tú en tus ondas inmobiliarias wey, que además no vale más que once melones, Arthur. Bueno, cierras ese penoso capítulo y te presentas acá en la supercresta, wey. Relájate, wey, afloja el cuerpo, wey.

El presidente de la Comisión Fiscalizadora del INE señaló, según su periódico Reforma, que “el Verde no sólo intentó poner un velo para ocultar operaciones ilegales, sino que pretendió engañar a la autoridad fiscalizadora, lo que constituye dolo”. Como diría el extinto padre de Gil: que con su pan se lo coman.

PAGOS Y PAVOS
Mientras el Partido Verde se cae a pedazos y su prestigio, si alguno, rueda por los suelos, su periódico EL FINANCIERO ha publicado los salarios de esos dirigentes. No la gran cosa, si pensamos en las fiestas, las casas, los condominios en Cancún: cien mil pesitos al mes.

51 miembros del Verde cobran cuatro millones de pesos. El Niño Verde, secretario del Comité Nacional, sus cien mil pesitos; Carlos Puente, la meme chose; Andrea Ramírez, igual; Arturo Verdescobar, nada más 70 mil pesitos, como que no quiere la cosa.

El corazón simple de Gil pregunta al viento: ¿le gustaría un golpe letal al Verde que incluso le quitara su registro? Sí. Y como viene el Papa Bergoglio, Gamés se lo pedirá en persona al Sumo Pontífice. Mju.

LA COMIDA
El presidente agradeció a los senadores del PRI y el PVEM su trabajo legislativo. Muy bonito. No dejen de comer frutos rojos y ternera y un buen vino. Dicen los que saben que a Carlos Puente se le quemaban las habas por salir pitando a Cancún. Gracias, presidente, muchas gracias, pero voy a atender asuntos urgentes al mar. Ash, que Puente no es senador. Nada le hace.

Desde luego, a nadie se le ocurrió pensar que podría verse un poco extraño que el presidente le agradeciera a su aliado, el partido más desprestigiado de México. No importa, da igual, ese a aliado, decía Gil en esta página del fondo, puede significar la diferencia a la hora de las elecciones presidenciales de 2018. Ahora mal: como Gil no tiene intereses en esa elección, puede decir que el Verde es la cueva de Alí Baba y los 40 Verdescobar.

TELÓN
Señoras y señores, miembros honorables del presídium, amigos y amigas, señor rector, director de su periódico EL FINANCIERO:

Dice Liópez en su nuevo espot que lo quieren borrar. Claro, lo dice en uno de los miles de espots que se transmiten en los medios. Dice Liópez que en 2018, cuando gane las elecciones, venderá el avión presidencial. Liópez vende la crítica del avión como si Peña Nieto se lo fuera a llevar a su casa para guardarlo en su cochera. ¿Y si usted gana las elecciones de 2018, qué hará? Primero que nada, vender el avionzote. Eso es lo que se llama un estadista.

Apreciables miembros del jurado: un año toca a su fin. Mju. En el siguiente redoblaremos nuestros esfuerzos. Anjá. Y si el peso termina en 22 por dólar, apreciable jurado, nos va a cargar el pintor.

Gil se propone gastar todo cuanto pueda. No ahorrará en estos días ni un peso, ni un litro de petróleo, que nada vale, ni siquiera un adjetivo, en fon. Péguenle al aguinaldo fuertesón. Gamés pasa a retirarse de esta página del fondo para entregarse a los villancicos. Volverá a este espacio el día de reyes. ¿Estamos?

La máxima de Da Vinci espetó dentro del ático de las frases célebres: “Todo conocimiento empieza por los sentimientos”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Liberen a Willy
Fina bisutería
Arthur, el millonario seductor