Opinión

¿Cómo invertir con criterio empresarial?

 
1
 

 

Facciones. Desesperación. Rostros. Preocupación. (Reuters)

Si Carlos Slim te invitara a poner un negocio, ¿le dirías que no? El primer pensamiento que puede venir a la mente es el éxito de su criterio empresarial y, por ende, el deseo de aprovechar el punto de vista de uno de los hombres más ricos del mundo. Tal vez, la segunda idea se relaciona con la falta de dinero y la pregunta ¿por qué me invitaría a mí? Pues resulta que sí está muy interesado en que participes.

En efecto, las compañías que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores comparten su capital con el público inversionista y esta visión es una forma diferente de evaluar la disposición de recursos en esa alternativa y pensar como todo un empresario.

Muchos tienen la intención de llevar a cabo un negocio, pero tienen fondos escasos, tiempo limitado para iniciarlo o carecen de una idea creativa para garantizar el éxito. ¿Qué tal si depositas la confianza en corporaciones que ya tengan probada capacidad y un futuro prometedor?

La ventaja de invertir en el mercado bursátil es que nos podemos hacer socios de cualquier compañía que cotice, incluso a nivel global, con montos razonablemente bajos y además poseer varios títulos para diversificar el portafolio.

Pensar con juicio empresarial dentro de la bolsa es diferente a una concepción de corto plazo de obtener ganancias rápidas y hacerte millonario exprés. Se trata de una estrategia de largo plazo “apostando” a una compañía que tenga estabilidad y visión.

Por tanto, es un enfoque patrimonial en el que los recursos que se sitúan no deben ser requeridos para los gastos cotidianos, ni para alguna adquisición próxima.

Esta forma de ver las cosas es muy poderosa, porque vence barreras obvias como la excusa de “no sé de finanzas y del comportamiento de la bolsa”. Al olvidarnos de los movimientos coyunturales de alza o baja, hay menos que analizar y nos circunscribimos a estudiar el desarrollo de la empresa como un todo, además del entorno en donde se desenvuelve.

Bajo esta perspectiva es necesario hacer un análisis exhaustivo de la compañía para validar.

Sin embargo, aun cuando son decisiones de plazos largos es fundamental revisar si los supuestos que nos hicieron adquirir el título siguen siendo ciertos para eventualmente deshacerse de la acción.

Es importante hacer notar que el hecho de tener un criterio empresarial en el manejo de la bolsa de valores no elimina el riesgo y siempre habrá posibilidades de perder, pero también de obtener rendimientos por arriba de lo usual.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Educación financiera para todos?
¿Cuáles son las dificultades para emprender?
¿Qué debo analizar para emprender?