Opinión

¿Cómo evitar desastres en nuestras finanzas personales?

 
1
 

 

Mujer con cartera

El manejo de las finanzas personales implica prudencia y una buena administración de los recursos con los que se cuenta. Sin embargo, hay eventos que por sí solos pueden provocar un desbalance grave.

Por un lado debemos procurar evitarlos y por el otro tener la cobertura adecuada. Veamos algunos casos en particular:

1.- Compra inadecuada de un bien raíz. En ocasiones pensamos que se cuenta con un patrimonio y a la hora de querer venderlo resulta imposible hacerlo, cuando menos al valor esperado.

Incluso hay quienes han tenido pérdidas significativas por la caída de la plusvalía ante la inseguridad en ciertas zonas o por los daños causados por inundaciones y deslaves. Puede adquirirse una cobertura de seguro para minimizar el impacto.

2.- Fraudes financieros. Con las crisis han quedado al descubierto actividades dolosas que han afectado los activos familiares en todo el mundo. Esto se eleva si hay falta de información e ignorancia del cliente.

En este sentido, lo mejor es estar bien capacitado sobre los esquemas de inversión en los que se está participando, tener una documentación legal de lo invertido y ser muy consciente de los riesgos incurridos.

3.- Tarjetas clonadas y el llamado “phishing”. Debemos ser muy precavidos sobre dónde usamos los plásticos y en qué circunstancias damos nuestros datos. Además, es recomendable buscar instituciones financieras con respuesta rápida ante tales eventualidades, de manera que se hagan responsables de los cargos indebidos.

4.- Excesivo endeudamiento. Es una de las causas frecuentes de desbalances serios, por ello, es básico considerar la capacidad de pago en términos del flujo de efectivo y analizar solventar con activos la liquidación del crédito ante una urgencia.

5.- Enfermedad o deceso de un familiar. Son verdaderas calamidades económicas inevitables y una forma de soportarlas es a través de los seguros.

6.- Pérdida del trabajo. Si el tiempo de búsqueda es largo, consume los ahorros a una velocidad vertiginosa. Es bueno tener una moderación en los gastos por un lado y tratar de emplearse rápido aun cuando el nivel salarial este por debajo del deseado.

7.- Divorcio. Es uno de los eventos de relación humana que más daña el patrimonio de ambas partes.

Es todo un reto llegar a los acuerdos financieros justos para la pareja y los hijos.

8.- Malos negocios. Aferrarse a una empresa cuando está perdiendo tiene un límite.

Hay que poner la cabeza en el congelador y hacer un análisis muy transparente de cuáles son las alternativas reales.

Twitter:@finanzasparami

También te puede interesar

¿Cómo serán las finanzas familiares de la generación Z?

¿Es conveniente que los jóvenes se endeuden?

Reglas de oro para separar tus finanzas de las de tu empresa