Opinión

Cómo, cuánto y cuándo
la Fed retirará el exceso
de liquidez

Considero que el gran reto que enfrentará el banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (EU) en los próximos meses -antes de iniciar un ciclo de política monetaria restrictiva-, será garantizar que el mercado interbancario en EU funcione correctamente, para que la tasa de Fondos Federales (o Fed Funds) sea un verdadero instrumento de conducción de política monetaria. Como he comentado en las últimas semanas, para que esto suceda, es necesario retirar el “exceso de liquidez” que hay en el mercado interbancario norteamericano. En esta columna me gustaría poder ofrecer respuesta a las siguientes preguntas: ¿Cómo, cuánto y cuándo la Reserva Federal (Fed) retirará el exceso de liquidez?

¿Cómo? Esta es la pregunta más sencilla de responder, debido a que varios miembros del Comité de Mercados Abiertos (FOMC) de la Fed ya han comentado al respecto. Si bien la Fed podría vender activos de su inflado balance y con eso retirar liquidez, recordemos que la Fed se comprometió a no vender activos de su balance antes de subir la tasa de Fed Funds. Debido a esto, el FOMC ha mencionado cuatro instrumentos:

(1) La tasa de interés que paga la Fed por el exceso de reservas que los bancos comerciales depositan en su cuenta (interest rate on excess-reserves o IOER). La Fed utiliza este instrumento de manera regular y la tasa se encuentra actualmente en 0.25 por ciento. Si el FOMC decide incrementar esta tasa, los bancos comerciales tendrían más incentivos para depositar una mayor parte de su exceso de reservas en la Fed y con esto disminuiría la liquidez del mercado interbancario.

El problema es que este instrumento sólo resuelve el problema “de hoy a mañana” porque es una tasa overnight. Entonces, otro instrumento que se puede utilizar es la (2) ventana de depósitos a plazo (term deposit facility o TDF), que funciona prácticamente igual que la IOER, pero a plazo.

Si bien con estos dos instrumentos se afectan cerca de seis mil 300 instituciones depositarias, quedan fuera muchas que también operan en el mercado de dinero interbancario, como los fondos de mercado de dinero, entre otros. Para esto, el FOMC ha pensado en dos instrumentos más: (3) reportos overnight (reverse-repurchase agreements o RPP), en donde la Fed “presta” los bonos que tiene en su balance a las instituciones financieras a cambio de dinero y cuando vence el plazo (en este caso, al día siguiente), le devuelven los bonos y regresa el dinero más una tasa de interés o tasa de reporto, y (4) reportos, pero a plazo, en lugar de overnight.

¿Cuánto? Esta pregunta es más difícil de responder que la primera. De hecho, no conozco a nadie que haya ofrecido una respuesta hasta el momento. Un ejercicio aventurado, pero que considero que nos puede dar luz sobre cuánto tendría que retirar la Fed de ese exceso de liquidez para que vuelva funcionar el mercado interbancario, es analizar el volumen operado en el mercado de futuros de la tasa de Fed Funds.

Llevando a cabo un sinnúmero de simplificaciones, podríamos llegar a decir que cuando se observa un gran volumen en este mercado, respecto a otros periodos, es que dicho mercado está funcionando.

Entonces, graficando la serie de tiempo del volumen operado en el mercado de futuros de Fed Funds a 12 meses –información pública-, se puede observar que el volumen tuvo un incremento significativo entre julio de 2010 y noviembre de 2011. En esos momentos el balance de la Fed estaba entre 1.2 y dos billones de dólares (bdd) por debajo de lo que se encuentra actualmente (alrededor de 4.3 bdd), por lo que –bajo el criterio que acabo de comentar–, considero que la Fed tendría que retirar entre 1.2 y dos bdd de liquidez para que el mercado interbancario funcione y la tasa de Fed Funds vuelva a ser una tasa de referencia.

¿Cuándo? Esa es la pregunta más difícil de contestar. Aquí va a depender mucho de los factores “tradicionales” como inflación, desempleo, etcétera, pero en mi opinión, también en función del tiempo en el que la Fed se podría tardar en retirar el exceso de liquidez. Lo que sí puedo garantizar es que este proceso de “normalización de política monetaria” no va a estar exento de sobresaltos financieros.

Simplemente, imagine cómo va a reaccionar el mercado cuando el FOMC incremente la tasa IOER o la tasa de reportos. ¿Se pensará en el mercado que “la nueva tasa de referencia” es alguna de esas dos? ¿Descontará que ya es el inicio del ciclo restrictivo, aunque no lo sea todavía? Se avecina un ambiente financiero global más complejo.

* El autor es director general de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte. Las opiniones que se expresan en el artículo no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, por lo que son responsabilidad absoluta del autor.

Twitter: @G_Casillas