Opinión

¿Cómo afectará la inflación a mis finanzas?

1
 

 

dinero peso billetes (Cuartoscuro/Archivo)

La inflación es un factor crucial para el manejo de las finanzas personales al ser un punto de referencia obligado para los rendimientos y el poder de compra de nuestros ingresos. En particular, se espera que en 2015 sea superior e incluso el Banco Central llegue a ejecutar medidas para abatirla.

Antes habría de ser claro que un crecimiento de los precios por abajo de un dígito es adecuado, mientras los ingresos se ajusten al mismo ritmo. De hecho, una “deflación”, puede ser dañina, porque regularmente viene acompañada de una recesión económica y desempleo.

En el caso de México hay dos elementos preocupantes; el primero es que las tasas de inflación reportadas por el Banco de México parecieran ser más bajas de lo que en la realidad son, y la otra es que el ingreso en muchas ocasiones se ajusta de forma lenta.

Ojalá las autoridades nos digan en dónde compran, porque en definitiva el 4.0 por ciento que dice la institución que aumentaron los precios en 2014 es poco creíble. Menos aún la caída de 0.19 por ciento en la primera quincena de este enero.

Tengamos claro que el cálculo lo hacen con una canasta determinada y con promedios de precios de productos que no necesariamente son adquiridos por nosotros.

Si el sueldo continúa en el mismo nivel, las consecuencias son muy obvias: baja el ahorro, cae el consumo, se elevan las deudas, o las tres cosas.

Por eso, es conveniente estimar el aumento aproximado para uno mismo y la respuesta está en cuánto más está destinando al mes en su gasto cotidiano, respecto al año anterior y bien podríamos estar hablando de un 10 o 15 por ciento.

Al final de cuentas, salen afectados tanto ahorradores como deudores. Los primeros porque los réditos han tendido a estar por debajo de la inflación y el patrimonio pierde en términos reales.

En tanto, quienes tienen créditos deben pagan tasas en exceso altas por los márgenes de intermediación de los bancos, pues ellos si ajustan su rentabilidad, dependiendo de las expectativas.

La inflación se convierte en el equivalente a un impuesto, pero con un gran impacto regresivo, al perjudicar en mayor medida a quienes menos tienen y dependen de una canasta básica.

Hay que ser cuidadosos con las adquisiciones para proteger las finanzas del hogar.

Por su parte, los ahorradores deben ser quisquilloso con el destino de sus recursos y buscar algunas opciones, aceptando un riesgo.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Con qué personalidad enfrentas tus finanzas?
¿Por qué es importante la personalidad en tus finanzas?
¿Cómo llevar las finanzas de un universitario?