Opinión

Cómo afectará la Extensión de Patentes del TPP

 
1
 

 

  [Cuartoscuro] Falta medicina para tratar diabetes, hipertensión y tiroides, así como antibióticos. 

Repetidamente se menciona, en todos los artículos de análisis del Acuerdo de Asociación Transpacífico, que la extensión de la vigencia de patentes farmacéuticas será una de las grandes desventajas de su aplicación en nuestro país.

Lo primero que debemos recordar es que la figura de la extensión de vigencia de patentes no es ajena a nuestro sistema. De hecho, recientemente su aplicación fue motivo de amplias disputas judiciales, con motivo de la pretensión de diversos laboratorios transnacionales para extender la vigencia de patentes tramitadas al amparo del derecho de restauración que les permitió la ley de 1991. Sin embargo, la novedad con el TPP será que pasaríamos de un privilegio solo alcanzable por vía judicial, a un monopolio automático de extensión por 5 años a favor del titular de la patente.

El supuesto bajo el cual la extensión será factible es el de los casos en que la tramitación de la solicitud de la patente y de la autorización por parte de COFEPRIS sean tan largos, que la vigencia natural de la patente sea muy reducida, debiéndose compensar con dicho periodo extendido. En términos económicos tal variante representará enormes costos en los mercados públicos y privados de medicamentos, considerando que los diferenciales de precio entre un medicamento amparado por patente, frente a uno genérico, suelen ser por lo menos del 80%. Considerando que en nuestro país el 27% del consumo de medicinas en el IMSS es de productos patentados, es claro que cualquier incremento en el porcentaje tendrá efectos graves en las muy deterioradas finanzas de las instituciones de salud en el país.

Además, hay que recordar que el ámbito de fórmulas patentables ha crecido progresivamente en todas las oficinas de patentes del mundo, que hoy admiten a protección combinaciones, mezclas, composiciones, nuevas formas de presentación, dosis particulares y segundos usos de medicinas, lo que abre un espectro notable de opciones de patentes de productos con mejoras incrementales menores y de novedad cuestionable.

Esta imposición, aunada a otras nuevas barreras de entrada a los genéricos, hacen que organizaciones como “Médicos Sin Fronteras” critiquen al TPP de manera radical por constituirse en un mecanismo de cierre del acceso a servicios de salud para amplios sectores de la población. Un punto importante es que esta “concesión” de extender vigencia ha sido una exigencia reiterada en muchas negociaciones internacionales, que ha sido reiteradamente rechazada en la casi totalidad de casos.

Para las empresas nacionales y extranjeras fabricantes de genéricos el cambio es muy desafortunado y no da una buena señal en términos de certeza jurídica y clima de negocios, atento a la planeación por lustros que requieren estas industrias. Si revisamos, además, la discursiva oficial en la materia, esta decisión parece ir a contracorriente de lo que Cofepris habría estado manifestando en términos de apoyo a la manufactura y venta de medicamentos genéricos. Veamos en el texto final que se revele del TPP, como puede aterrizar este grupo de obligaciones que hoy se miran como parte del necesario pago para ser invitados a este voluminoso proyecto.

También te puede interesar:

Concluye TPP con serias cargas en Propiedad Intelectual

Crece robo de identidad empresarial en México

Grave parálisis en leyes de Propiedad Intelectual