Opinión

Coca-Cola mantiene plan de inversión

20 febrero 2013 7:24

 
A pesar de los amagos para elevar la carga impositiva a los refrescos, el sistema Coca-Cola ha decidido mantener sus inversiones.
 
Definitivamente existen pocas empresas en México que puedan invertir 1,000 millones de dólares al año, tal y como lo ha hecho Coca-Cola en los últimos años, y en 2013 no será la excepción.
 
La empresa que comanda Francisco Crespo sabe que de la mano de los grupos embotelladores su negocio va más allá de la venta de bebidas carbonatadas, por lo que busca ampliar su presencia en la venta de agua embotellada, jugos, café y ahora lácteos con la reciente compra de Santa Clara.
 
Las inversiones que le comento permitirán a la firma de Atlanta crecer por arriba del mercado, luego de que en 2012 vio incrementarse su facturación en nuestro país en 3% cuando en el mercado global su repunte fue de 4%.
 
Empatar el desempeño doméstico con el crecimiento global es el reto que en el corto plazo tiene Crespo, un ingeniero industrial que señala que no es con impuestos más altos a los refrescos como se podrá combatir efectivamente la obesidad, un problema que califica como multifactorial y que se deriva de los inadecuados hábitos alimenticios del mexicano, además de los estilos de vida sedentarios.
 
El caso es que la inversión que le comento significa un voto de confianza de Coca-Cola al mercado mexicano, donde trabaja con nueve grupos embotelladores que en los números significan más de 93,000 empleos formales directos y al menos otros 800,000 indirectos.
 
La ruta del dinero
 
Grupo Salinas, que comanda Ricardo Benjamín Salinas Pliego, acaba de anunciar cambios en su estructura corporativa que tiene como objetivo apuntalar su crecimiento dentro y fuera de México. Por lo pronto, le comento que Mario Gordillo Rincón, quien se había venido desempeñando como consejero delegado de Grupo Elektra, asumirá la dirección general de este grupo.
 
El ingeniero Gordillo ingresó a Elektra en febrero de 1993 y ha ocupado múltiples cargos en las áreas de comercialización, crédito y operación de las distintas empresas de esa firma, y en todos ellos ha reportado resultados muy positivos para la corporación. A su vez, la dirección general de Banco Azteca quedará a cargo del licenciado Luis Niño de Rivera Lajous, un ejecutivo que de hecho inició las operaciones de esa entidad en 2002 y se ha desempeñado como vicepresidente del Consejo de Administración del banco. Por lo que se refiere a Carlos Septién Michel, hasta ahora director general de Grupo Elektra y Banco Azteca, asumirá importantes responsabilidades en la vicepresidencia de Información y Asuntos Públicos de Grupo Salinas.
 
Anote además que la vicepresidencia del Consejo de Administración de Banco Azteca quedará a cargo de Alejandro Vargas Durán, quien en los últimos 10 años se ha desempeñado como director de Normatividad de Banco Azteca, mientras que Sara Soriano de Teresa, directora de Cumplimiento en Banco Azteca, pasará a formar parte de los consejos de administración de Banco Azteca en Guatemala, Honduras, El Salvador, Panamá, Perú y Brasil... Netshoes, la tienda de artículos deportivos por Internet y que acaba de incorporar recientemente a Paul Tagliabue, acaba de ser elegida como una de las 10 empresas más innovadoras por la revista estadounidense Fast Company, una de las más respetadas en el mundo de los negocios...
 
A propósito de reconocimientos internacionales, el Aeropuerto de Cancún, que forma parte de Asur, de Fernando Chico Pardo, obtuvo la certificación del Sistema de Gestión de Calidad para sus áreas de seguridad, lo que redundará en mejores servicios a los pasajeros, lo que significa tener instalaciones cada día más seguras para colaboradores y aeronaves. Se trata del Sistema de Gestión de Calidad bajo la norma NMX-CC-9001:2008 / ISO 9001:2008, el cual involucra las mejoras prácticas en materia de seguridad aeroportuaria a escala global...
 
 
Todo indica que será esta semana cuando la juez Edith Alarcón defina el derrotero de Mexicana de Aviación, una aerolínea que lleva más de 30 meses sin volar, y que según se dice tiene tres grupos interesados, aunque francamente se ve muy cuesta arriba algún salvamento de la empresa a estas alturas, máxime que el gobierno federal ha reiterado que no está dispuesto a comprometer recursos fiscales para un eventual salvamento por parte de un grupo privado.
 
rvarela@elfinanciero.com.mx