Opinión

Cinco razones para usar
los autos eléctricos

Rafael Pacchiano y Enrique Ochoa
1
  

   

autos verdes

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) trabajamos con la industria automotriz para impulsar el uso de autos eléctricos, así como la instalación de electrolineras en distintos lugares del país. Con ese ánimo, proponemos analizar cinco razones por las cuales es recomendable el uso de autos eléctricos en México.

PRIMERA RAZÓN. Los autos eléctricos contaminan menos que los de gasolina al circular y también tienen una menor huella de impacto ambiental.

Un auto de gasolina emite, en promedio, 2.7 toneladas de Dióxido de Carbono (CO2) por circular al año. En cambio, un auto eléctrico tiene prácticamente cero emisiones de CO2, ya que en vez de quemar combustible, utiliza la electricidad almacenada en las baterías.

Asimismo, los autos eléctricos tienen un menor impacto ambiental cuando además se consideran las emisiones derivadas de los procesos de fabricación de los vehículos y de la producción de los energéticos que usan. Es decir, la extracción y refinación de petróleo para obtener gasolinas o la producción de electricidad en plantas de generación. Con esta comparación integral, un auto eléctrico tiene entre 31% y 79% menos emisiones de CO2 que un auto de gasolina, dependiendo de la fuente que se usa para generar electricidad. Con la sustitución que se está haciendo en la CFE de combustibles caros y contaminantes por energéticos más baratos y limpios, este impacto positivo será cada vez mayor.

SEGUNDA RAZÓN. Los autos eléctricos e híbridos están
bajando de precio aceleradamente. Además, sus costos de operación y mantenimiento son más bajos y hay diversos incentivos para adquirirlos.
El 40% del costo de un auto eléctrico se debe a las baterías que utiliza. En tan solo 5 años, estas baterías han reducido su precio a la mitad. Es común que esto ocurra en mercados de nuevas tecnologías, como ocurrió con los teléfonos celulares o las computadoras portátiles, que hoy son accesibles para mercados masivos. En la medida en que esta tendencia se mantenga, los autos eléctricos serán cada vez más accesibles.

Por otra parte, los costos de operación, mantenimiento y trámites de los autos eléctricos son menores que los de los autos de gasolina. Por ejemplo, en la Ciudad de México, el costo promedio de cada kilómetro recorrido por un auto eléctrico es entre 40% y 60% más barato que el recorrido con un auto de gasolina. Esto no sólo se debe a que el kilómetro recorrido con electricidad es más barato que con gasolina, sino a que los autos eléctricos tienen pocas piezas y fluidos para dar mantenimiento, y a que no pagan tenencia ni el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN).

TERCERA RAZÓN. Los autos eléctricos son veloces y seguros.
En México hay múltiples modelos de autos eléctricos. Tanto para quienes los usan para ir al trabajo, la universidad o el supermercado, como para quienes gustan de autos deportivos. La velocidad máxima promedio de estos autos es de entre 148 y 253 kilómetros por hora. Es decir, velocidades suficientes para circular en zonas residenciales o en vías rápidas y carreteras. Además los autos eléctricos tienen una gran aceleración, dado que el torque (es decir, la fuerza con la que gira el motor) está disponible al máximo desde que se pisa el acelerador. Esto permite que alcancen su mayor potencia muy rápidamente.

CUARTA RAZÓN. La autonomía de los autos eléctricos es suficiente para el uso diario y los tiempos de recarga se han reducido de manera importante.

En México, la distancia diaria estimada que recorren los autos es de 41 kilómetros. Por su parte, la autonomía de los autos eléctricos en el país es de 132 a 385 kilómetros. Por otra parte, gracias a los avances tecnológicos, los tiempos de recarga de los autos eléctricos han disminuido mucho. Hoy están disponibles electrolineras Nivel 2, que pueden recargar un auto al 100% en un periodo de entre 2 y 4 horas; y las Nivel 3, que logran esa recarga entre 20 y 30 minutos. Además, difícilmente un automovilista llegaría a la electrolinera con el 0% de su batería, como tampoco llega a la gasolinera con el tanque vacío, por lo que estos tiempos de recarga son aún más reducidos.

QUINTA RAZÓN. Cada vez hay más electrolineras en el país. La CFE, la Semarnat y otras instituciones trabajan para desplegar más infraestructura de recarga. Además, existen incentivos para la instalación de electrolineras en casas.

El 13 de abril de 2015, se firmó un convenio de colaboración entre la CFE y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), para fomentar la adopción de vehículos eléctricos e híbridos y la instalación de más electrolineras en México. Asimismo, se está trabajando en conjunto con la Secretaría de Energía para desplegar más electrolineras universales, públicas y gratuitas.

Otra de las acciones que se están llevando a cabo es la instalación gratuita de un medidor independiente para usuarios que instalen electrolineras en sus casas. Esto permite que un medidor registre el consumo de energía de la electrolinera y otro medidor distinto registre el consumo de la casa. Así, el recibo de luz de la casa del cliente no se ve afectado por el hecho de recargar su auto eléctrico.

En conclusión, presentamos cinco razones para utilizar los autos eléctricos en México. Se trata de una opción para los automovilistas de contribuir al cuidado del medio ambiente. Invitamos a las lectoras y a los lectores a que busquen más información sobre este tema y a que se den la oportunidad de probar los autos eléctricos. Son autos con un excelente desempeño, equipados con tecnología de punta, seguros y que están bajando de precio. Son una alternativa de transporte de futuro, que tiene un gran potencial hoy.

*Rafael Pacchiano es Secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales. Enrique Ochoa es Director General de la Comisión Federal de Electricidad.