Opinión

Cinco preguntas sobre los pasivos laborales

1.- ¿Qué son los pasivos laborales?

Se trata de pasivos contingentes, es decir, que dependen de diversas circunstancias. Se calculan estimando las obligaciones de una empresa o institución con los trabajadores activos y jubilados de la empresa; se calcula considerando cuánto tiempo deberá pagar sus sueldos y pensiones, suponiendo un esquema de retiro y de esperanza de vida. Hay metodologías actuariales para hacer esos cálculos. Aunque se han manejado diversas cifras, las que aparecen en los estados financieros de Pemex y CFE señalan 1.15 billones de pesos para la primera y 507 mil millones para la segunda.

2.- ¿Qué es lo que establece con exactitud el artículo transitorio que se agregó a los cambios de la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria?

Dice literalmente: “El Gobierno Federal podrá asumir una proporción de la obligación de pago de las pensiones y jubilaciones en curso de pago, así como las que correspondan a los trabajadores en activo de Petróleos Mexicanos…”. Subrayo que el texto dice “podrá” y no “deberá”.

Adelante viene la condición: “…siempre que dentro del año siguiente a la entrada en vigor del presente Decreto, Petróleos Mexicanos alcance un acuerdo para modificar el contrato colectivo de trabajo aplicable a la empresa”.

Y más abajo aparece en qué sentido debe darse la modificación: “…deberá conllevar en el mediano plazo a una reducción del pasivo laboral de la empresa… y deberán contemplar, al menos, que las pensiones o jubilaciones de los trabajadores de nuevo ingreso sean financiadas bajo esquema de cuentas individuales”.

Pero el texto es aún más preciso: “la proporción de la obligación de pago que en su caso asuma el Gobierno Federal será por un monto equivalente a la reducción del pasivo laboral”.

3.- ¿Y qué acuerdo podría implicar la reducción del pasivo laboral?

En el caso de Pemex, podría ser un aumento gradual de la edad de retiro –como ocurrió por ejemplo en el ISSSTE. O bien, la reducción de algunos de los beneficios que tienen los pensionados. O incluso, simplemente con la inclusión del esquema de ahorro individual.

4.- ¿Están en las mismas condiciones Pemex y CFE?

No, pues desde 2008 en la CFE se operó un cambio que condujo a que los trabajadores de nuevo ingreso generen un esquema de ahorro individual. Se estima que si ese cambio no se hubiera hecho en lugar de poco más de medio billón de pesos, los pasivos laborales fueran hoy de 800 mil millones.

5.- ¿De qué tamaño se espera que pueda ser la asunción de pasivos?

En realidad puede ser desde cero si el sindicato petrolero no accede a negociar, hasta quizás un 25 por ciento del total. Es decir, implicaría en el extremo pagos adicionales para el gobierno (que no para el sector público) del orden de 9 mil millones anuales en los años por venir. Hay que decir que, además, la aprobación de la reforma de ley no depende de lo que diga o no en el sindicato petrolero.

Twitter: @E_Q_