Opinión

Cinco lecciones que nos ha dado Francia

 
1
 

 

Cinco lecciones que nos ha dado Francia.

El populismo tendrá que esperar otros tiempos… por lo menos en Francia.

Hay algunas lecciones que debemos aprender de los resultados electorales de Francia, que van a convertir en mayo a Emmanuel Macron en el nuevo presidente de esa nación.

1.- Los candidatos antisistema no necesariamente ganan en el mundo de hoy.

Tras el triunfo del Brexit en Gran Bretaña y el de Trump en Estados Unidos, hubo quienes pensaron que los candidatos cuyos discursos fueran claramente antisistema serían los ganadores en los procesos electorales. En el caso de Francia, ese rol correspondía a Marine Le Pen. Aunque los resultados preliminares la colocan en segunda posición y por lo tanto disputará la segunda vuelta, sus posibilidades de triunfo son sumamente escasas.

Las encuestas indican que la intención de voto en una segunda vuelta Macron-Le Pen son de 64 por ciento de intención de voto para el primero contra 36 por ciento para la segunda, lo que anticipa una victoria arrolladora de Macron.

2.- Por primera vez en la posguerra, en el régimen de la Cuarta República en Francia, ninguno de los partidos que han dominado la escena política del país -los Republicanos de derecha o los Socialistas o Comunistas de izquierda- estará en el gobierno. Todo indica que la presidencia será conquistada por el candidato del movimiento político centrista denominado !En Marcha!, que fue fundado hace un año, el 6 de abril de 2016. Un candidato joven proveniente de la tecnocracia del gobierno de Hollande, (exministro de Finanzas) encabezó un movimiento que ha sido capaz de vencer a fuerzas políticas que parecían imbatibles por décadas en Francia. Los electores sí quieren otras opciones diferentes a las tradicionales, pero no necesariamente ‘compran’ las propuestas populistas.

3.- Las encuestas acertaron como pocas veces. Los resultados preliminares de las elecciones fueron casi exactamente como se anticiparon en los más recientes sondeos de opinión. Por esa razón es que resulta altamente probable que el resultado de la segunda vuelta, a realizarse el 7 de mayo, favorezca ampliamente a Macron que se convertirá en uno de los presidentes más jóvenes (39 años) en la historia francesa. No necesariamente las encuestas fallan, como parecía concluirse tras el Brexit y la elección de Trump.

4.- Se eliminó una fuente de incertidumbre en el mundo, pues en caso de Le Pen y Mélenchon hubieran sido los candidatos a contender en la segunda vuelta, hubiera existido una elevada posibilidad de que Francia abandonara la Unión Europea, lo que claramente no sucederá.

5.- El sistema electoral francés ha dado una lección de gobernabilidad. Quien será el próximo presidente de Francia recibió directamente el 23.7 por ciento de los votos ayer.

Pero, gracias a la segunda vuelta, probablemente reciba casi las dos terceras partes de la votación total, lo que le dará una enorme fuerza para emprender las reformas que ha propuesto. La segunda vuelta obligará a la formación de coaliciones de facto, que quizá le den 40 puntos más a Macron y sólo 15 puntos más a Le Pen. ¿Alguna vez aprenderemos que bien podría ser una opción inteligente para generar gobernabilidad en México?

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Las mejores y las peores economías del mundo
¿Todavía nos debe preocupar Trump?
El ‘extraño caso’ de Javier Duarte