Opinión

Chavos mexicanos van por “todo o nada” al Valle del Silicón


 
Vale la pena esta historia. Ojalá no solo le interese, sino pueda ayudar en algo a los involucrados.
 
 
Ninguno de los tres muchachos involucrados en el caso es familiar del autor de estos renglones, ni es hijo de algún amigo, ni descendiente de algún funcionario público, no son primos de un amigo: Valen porque son mexicanos talentosos.
 
 
Representarán a México el 5 de septiembre en Silicon Valley durante un concurso al que asistirán ganadores del mismo certamen en la etapa de semifinales en 40 ciudades del mundo entero. Es la primera ocasión en la que México es invitado.
 
 
Por ocasión primera a este evento de nombre Angel Hack van 2 equipos ganadores de México a una final y la posibilidad de ser conocidos por capitales de riesgo vinculados con las Tecnologías de Información.
 
 
Y a ese evento van a jugarse el todo por el todo si los 600 dólares que llevan en la bolsa (dato hasta el pasado jueves) les alcanzan para vivir 20 días… los tres.
 
 
Édgar Hernández, Abraham Cornejo y Alberto García acabaron como finalistas en la ciudad de México durante el concurso de Angel Hack en su capítulo México, un certamen que organizan en Estados Unidos y que vincula a los mejores productos o aplicaciones de tecnologías digitales, móviles y de Información con inversionistas.
 
 
Lo hace o al menos las más recientes ediciones lo han hecho aprovechando la convocatoria de la multinacional Google. Por ocasión primera se convocó tanto en la ciudad de México como en Monterrey.
 
 
Del concurso, desarrollado en las dos ciudades del país se obtuvieron a dos ganadores. De los que ahora escribimos, son los ganadores en el DF y que han decidido jugarse “el todo por el todo”, porque conscientes de que ningún trabajo les da oportunidad de no asistir durante 20 días los tres muchachos han presentado su renuncia a sus respectivas empresas.
 
 
Se juegan “El todo o nada” con su desarrollo que lleva por nombre Hostspot. Se trata de una aplicación que permite a cualquier empresa, de retail preferible, conocer al detalle más insignificante el comportamiento de un cliente o consumidor que ha ingresado a su local.
 
 
Esto es posible gracias a una ‘liga’ que realiza el sistema de los muchachos con los portadores de teléfonos inteligentes. Entra una persona a la tienda y de inmediato el sistema identifica al teléfono/cliente y comienza a seguir sus trayectos y tiempos de estancia en cada departamento si se tratara de una tienda de autoservicio o departamental.
 
 
Hostspot es capaz de conocer cuántas veces ese cliente ha visitado el negocio, cuántas lo ha hecho en el mes en curso, qué departamentos acostumbra visitar con más frecuencia, regularmente qué departamento visita primero y cuáles después, y cuánto se tarda en cada uno de ellos.
 
 
Puede saber qué acostumbra comprar e incluso le puede hacer llegar al teléfono del cliente, cuando se encuentre en el negocio o no, promociones especialmente diseñadas para la persona.
 
 
Esta herramienta permite hacer del marketing un tiro de muy alta precisión, un corte de bisturí puesto que la estrategia de mercadotecnia puede afinarse al grado máximo y permite la elaboración de promociones de mercado con un muy alto grado de éxito.
 
 
Puede estar el cliente en el local y recibir promociones especialmente pesadas para personas como él o ella.
 
 
El desarrollo de los muchachos mexicanos aprende del cliente y ello permite personalizar casi al detalle más pequeño. Resulta ideal para restaurantes, tiendas de retail, cafeterías de moda, tiendas departamentales.
 
 
El asunto es un paso muy importante para reconocimiento de clientes y ejercicio de una mercadotecnia a prueba de fallas.
 
 
Los tres muchachos mexicanos se van en tres días más a Silicon Valley para prepararse en el encuentro que sostendrán con inversionistas interesados en este tipo de empresas. El viaje comprende 20 días porque primero se preparan varios días para el evento que les obliga a presentarse ante los fondos de capital de riesgo durante 3 minutos en un discurso del “todo o nada”.
 
 
Posteriormente los inversionistas, tienen la posibilidad de entrar en detalle con estos desarrolladores de soluciones para conocer puntos finos de la propuesta y se antoja que independientemente de quién gane el concurso o evento, los inversionistas ángeles y los fondos de inversión de riesgo tienen la posibilidad de hacerse ofertas a no ganadores para incorporarse a las futuras empresas con o sin mayoría accionaria.
 
 
Estos muchachos van a parar a un hostal de 30 dólares la noche y hasta ahora no tienen recursos para sus alimentos durante 20 días. Lo que habían reunido de entre amigos y familiares era suficiente para tener alojamiento durante 6 días. No hay recursos para el alimento todavía.
 
 
Pero ese no es quizá el punto más delicado. Lo que quieren ellos y a lo que pudiera ayudar el lector de esta columna es que quieren tener la posibilidad de que a los inversionistas interesados en Silicon Valley puedan hacer la demostración de que este sistema efectivamente funciona con la prueba de operación que supone que alguien sea capaz de aceptar que estos muchachos coloquen en su local un aparatito equivalente a un modem de acceso a Internet para que ellos, desde California puedan demostrar que su sistema funciona y que el negocio solidario permite comprobarlo.
 
 
Si a ustedes les parece importante apoyar a estos muchachos (Universo Pyme les proporcionará recursos para 30 desayunos de los 60 necesarios), sobre todo con facilidades para que ellos instalen su sistema y se pueda presentar como un demo de que sí funciona, comuníquese con ellos o escríbales.
 
 
El correo es: contacto@hostspot.mx teléfonos 5528-66-3689; 5528-562607 y 5550514212 .
 
 
Por cierto… Alberto, uno de los chavos, es el creador de la alerta sísmica a los teléfonos celulares con 30 segundos de anticipación al temblor.
 
 
direccion@universopyme.com.mx