Opinión

Casi cuatro veces creció el gasto a los partidos

 
1
 

    

INE

La propuesta de disminuir recursos a los partidos políticos detendría un crecimiento económico que se ha dado en forma constante en este rubro, en una democracia muy cara para los mexicanos.

De 1997, cuando se creó el Instituto Federal Electoral (IFE) como organismo autónomo y hubo elecciones federales y por lo tanto recursos para campañas, a la última elección federal intermedia de 2015, el presupuesto de los partidos políticos se triplicó, al incrementarse 246 por ciento.

Y si tomamos 1998 como primer año del IFE autónomo sin elecciones federales y el presupuesto para este 2017, tenemos un incremento de 387.85 por ciento, lo que nos demuestra que debemos presionar para que los partidos políticos reciban menos recursos.

En 1997 había ocho partidos políticos y costaron dos mil 111 millones 493 mil 862.21 pesos, mientras que en la pasada elección federal intermedia de 2015 participaron 10 partidos políticos y el gasto fue de cinco mil 199 millones 695 mil 918 pesos, es decir, es casi dos veces y medio el incremento del gasto en 18 años.

Y si tomamos el primer año del IFE como organismo autónomo sin elección federal que fue 1998, el financiamiento público para cinco partidos políticos existentes en ese momento fue de mil 46 millones 566 mil 954 pesos, de acuerdo con información del Instituto Nacional Electoral.

Y para 2017 se gastaron cuatro mil 59 millones 213 mil 905 pesos, es decir, que casi se cuadriplicaron los recursos al llegar a 387.85 por ciento, y se dividieron entre nueve partidos.

Pero estas cifras que suenan escandalosas se vuelven incomprensibles al analizar la relación entre los recursos entregados a algunos partidos políticos y su rentabilidad política.

Por ejemplo, de acuerdo con información de Víctor Chávez de EL FINANCIERO, en 20 años el PVEM ha conseguido 151 diputados federales, de los cuales sólo 52 han ganado con votos sus distritos.

El total de recursos que obtuvo el PVEM en esos 20 años fue de cinco mil 549 millones 839 mil 514 pesos.

Que si los dividimos entre los diputados que obtuvieron mayoría relativa, tendremos que cada uno de ellos costó al erario 106 millones 727 mil 682 pesos.

Y faltan todavía los recursos que entregan los estados a los partidos políticos que son independientes de los que otorga el INE.

Es una cuenta simplista, es cierto, porque un partido político significa muchas más actividades y razones que la sola elección de un diputado, pero creo que es una muestra clara de lo cara que resulta la democracia en nuestro país.

Desde el 27 de octubre el senador Francisco Búrquez presentó la iniciativa de 50 menos, ya suscrita por legisladores de diversos partidos políticos y con el apoyo ciudadano de más de 170 mil personas, por lo que esperamos que en esta crisis económica haya una respuesta efectiva del Congreso de la Unión.

NUEVO IMPUESTO
En Baja California Sur se prepararon desde antes de la llegada de Trump al poder, para enfrentar su crisis de recursos económicos.

Este importante lugar turístico para Estados Unidos cobrará un impuesto de 15 dólares para los extranjeros que pernocten en la entidad.

La Secretaría de Finanzas de Baja California Sur tendrá que definir cómo cobrará este 'aprovechamiento' que fue aprobado por los diputados.

A este respecto, el diputado federal Vidal Llerenas consideró que es un buen mecanismo del gobierno estatal para allegarse recursos, ya que casi todas las entidades viven de las aportaciones federales.

Twitter: @ginamorettc

Correo: georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:

Fricciones en Morena
Barbosa, el senador solitario
¡Ay, qué bonito es viajar!