Opinión

Cárdenas también propuso convertir pasivos en deuda

“Como parte de los cambios a llevar a cabo, el gobierno federal debiera asumir el pasivo laboral de Pemex, y no seguir desviando a otros fines, como ha sucedido por décadas, los fondos que debieran integrarlo, haciéndolo hoy de hecho inmanejable por parte del organismo, amenazando así el equilibrio financiero del principal contribuyente del país y, sobre todo, la seguridad futura de los trabajadores de Pemex y de sus familias’’.

El párrafo anterior no forma parte del dictamen que discuten los diputados para legalizar la conversión de los pasivos laborales de Pemex en deuda pública.

El texto corresponde a la propuesta que hizo el 30 de abril de 2012 el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzono al exponer su Política Petrolera Sustentable para el Bienestar, presentada en su momento como una aportación de un grupo denominado “Un México para Todos’’ a la plataforma programática del Movimiento Progresista, el mismo que soportaba la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

En el documento, Cárdenas establece cinco puntos en los que debe fundamentarse la “política petrolera sustentable para el bienestar’’:
Mejorar el bienestar de la población impulsando el consumo energético y reduciendo el gasto que realizan las familias y las entidades productivas; fortalecer la seguridad energética del país; impulsar la transición energética a fuentes renovables; hacer de la energía una de las palancas fundamentales de la nueva política industrial, y transformar a Petróleos Mexicanos y a la Comisión Federal de Electricidad en entidades públicas autónomas.

Hay, evidentemente, grandes diferencias entre lo que se ha aprobado en el Congreso y lo que propuso en ese 2012 Cárdenas; pero también hay coincidencias en algunos puntos relevantes.

Si los perredistas lo olvidaron o si el propio Cárdenas no recuerda el documento en cuestión, aquí está la liga para que los revisen: http://www.ccardenass.org/index.php?option=com_content&view=article&id=210:propuesta-petrolera-2012-politica-petrolera-sustentable-para-el-bienestar&catid=34:propuestas-tematicas&Itemid=54

* * * *
La oposición en la Cámara de Diputados ha realizado más de mil 300 reservas a los dictámenes de las leyes secundarias en materia energética, lo que ha llevado al debate a las primeras horas del día siguiente.

Estas han sido, quizá, las leyes en las que más reservas ha habido; y no es para menos, tratándose del tema energético, un tabú para la izquierda y para el propio PRI en algunos momentos.

A pesar de ello, se da por descontado que esta misma semana los siete dictámenes que se discuten en San Lázaro –se han aprobado tres–, queden listos para ser enviados al Senado de la República a fin de que la segunda semana de agosto el trámite legislativo haya quedado totalmente saldado. Y luego la reforma del campo.

* * * *
Más de 90 peritajes ha realizado la Procuraduría de Justicia de Puebla para demostrar que la muerte del adolescente José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo no fue provocada por una bala de goma –que nadie ha presentado como prueba– y sí, en cambio, por un cohetón lanzado por los propios manifestantes.

El gobierno de Rafael Moreno Valle se hizo de los servicios incluso de un exagente del FBI, de connotados médicos forenses, para demostrar la inocencia de sus policías.

Los peritajes fueron dados a conocer ayer, con una serie de fotos y una infografía sobre cómo habrían ocurrido los hechos en los que perdió la vida el joven quien, por cierto, no se encontraba entre el grupo de manifestantes que se enfrentó con la policía poblana.

A ver.

* * * *
Los inversionistas mexicanos se despertaron con la noticia de que Telefónica negociaba la compra de las acciones que Grupo Salinas, de Ricardo Salinas Pliego, tiene en Iusacell.

Pero más rápido que El Rayo de Jalisco, el propio empresario mexicano negó la especie a través de su cuenta personal de Twitter:
“Estoy muy optimista con el futuro de Iusacell. Seguiremos invirtiendo para crecer. La nueva Ley nos da certidumbre y confianza para seguir creciendo.

“Telefónica dice y desea comprar la participación de Grupo Salinas en Iusacell. No está a la venta’’.