Opinión

Cancún vale 700 millones

 
1
 

 

Juan Cortina. (Especial)

Son 700 millones de pesos y es una manera muy seria de iniciar un proyecto.

Quintana Roo está a semanas de tener su propio Consejo de Promoción Turística, el cual tendrá justamente un presupuesto asignado de alrededor de 700 millones de pesos, el más grande del país.

¿Qué pretenden los empresarios de la región? Quieren unificar la promoción turística de todos los destinos del estado bajo una misma administración.

¿Quién lo encabezará? Darío Flota, actual director del Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya y Cozumel.

Uno de los objetivos de este nuevo formato será impulsar la promoción de los municipios más pequeños a través de esquemas más efectivos.

Este mes se espera la aprobación del decreto en el Congreso de la entidad, con el cual se conformará oficialmente este Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo.

Aún debaten asuntos importantes como si debe llamarse CPTQ o CPTQR, por ejemplo. Usted sabe que hay niveles de discusión.

También debe aprobarse que se le asignen los recursos provenientes del impuesto al hospedaje y del derecho de no inmigrante que pagan los turistas que arriban al estado.

Como dato le recordamos uno de ayer: Cancún recibe ya más de 20 millones de visitantes anuales por la vía aérea. Para tener una idea, imagine que todos los habitantes de la Ciudad de México y sus cercanías se trasladen allá anualmente. Esa zona crece, mucho.

FIBRA CON OLOR A SALCHICHA
Conózcala como la FibraGB o también como Fibra Nova. En este mes estaría debutando ese nuevo vehículo propiedad de Grupo Bafar.

¿Suena extraño que una empresa de alimentos incursione en fibras? Aparentemente sí, pero la empresa dirigida por Eugenio Baeza Farés (ahora capta usted lo de Bafar) tiene varios años de experiencia dentro del ramo inmobiliario.

Con los recursos que pretende levantar, que están en proceso de análisis, la empresa va por 550 sucursales de su marca Carnemart.

Apunta a la Ciudad de México, Querétaro, Puebla, Jalisco y Guanajuato a partir de este año y hasta 2026, plazas donde tiene escasa o nula presencia.

En la totalidad de ellas invertirá tres mil 300 millones de pesos. Súmele.

AZÚCAR MARCA TRUMP
Así empezamos tratos. Ayer, los responsables del comercio entre México y Estados Unidos dijeron que se pusieron de acuerdo en el modo como ambos países intercambiarán azúcar ahora.

El tema tendría una relevancia moderada si no se tratara de la primera negociación binacional en la era del presidente del país vecino, Donald Trump.

Lo primero: la versión mexicana se contradice con la estadounidense. La primera es seria y es representada por Juan Cortina Gallardo, líder del gremio de los dueños de ingenios refinadores. La otra es ésta: “Pese a todo lo obtenido, la industria estadounidense del azúcar ha dicho que es incapaz de apoyar el nuevo acuerdo, pero nos mantenemos optimistas que podremos progresar durante la redacción del borrador”, explicó ayer Wilbur Ross, secretario de Comercio. O sea, sí, pero no sé.

Lo obtenido por Estados Unidos es que México envíe un menor porcentaje de azúcar refinada -la más rentable- y que suba el precio a su producto. Sí, regatearon al revés. Y que sumen todavía el transporte y el empaque. O sea, quieren más alto el precio, pues.

Este último tema deriva de una actitud infantil. Quien supo de estos tratos nos cuenta que eso del empaque lo pidieron ya cuando tenían lista la pluma para firmar el acuerdo el lunes, por eso tardó otras 24 horas.

Así serán los tratos en la era Trump. Que el hábil secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, guarde té de tila y evite el aguacate.

También le puede interesar:
Empresa en el cielo
Rentabilidad marca Mondelez
¿Qué sigue para FEMSA después de los Oxxo?