Opinión

Cada que la veo venir

 
1
 

 

Infante y Aguilar.

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil leyó en sus periódicos la noticia: la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en todos los estados del país en un fallo histórico que provocó el júbilo entre los militantes de los derechos homosexuales. Barack Obama celebró la decisión como una victoria de Estados Unidos y un éxito de la Casa Blanca. Mientras tanto, 16 mil integrantes de la comunidad lésbico gay celebraron en la Ciudad de México “nuestra ciudad, orgullosa de sus identidades diversas”, en la 37 marcha del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBTTI, por sus siglas enloquecidas en español). Gamés celebra el hecho de que cada quien haga de sus partes un papalote y que las leyes protejan esa decisión. ¿Qué será ser “intersexual”?. Sólo Dios sabe.

En esas estaba Gil cuando leyó en su suplemento Confabulario de su periódico El Universal una entrevista de José Juan de Ávila con Sergio de la Mora, investigador de la Universidad de California y autor del libro Cinemachismo: Masculinities and Sexuality in Mexican Film. El título de la entrevista: “Pedro Infante y Arturo de Córdova hicieron cine gay”

Resulta que De la Mora considera que en películas como El gavilán pollero, A toda máquina, ¿Qué te ha dado esa mujer? y Dos tipos de cuidado, Pedro Infante juega deliberadamente a la homosocialidad, al homoerotismo y a la homosexualidad. Aigoeei. Cuando Gil escuchaba “se llevó mi polla el gavilán pollero, la pollita que más quiero” en voz de Pedrito, ¿se refería a otra polla? ¡Oh, no! Homosocialidad, ¿con qué se come? Gil entra a un bar y dice: buenas noches, soy homosocial. En una mesa, alguien le dice a otro: que se aísla mucho.

Gays

Dios sabe que Gamés es un defensor de los derechos de las minorías. Ahora mal: no empecemos con que los gays son mejores que los heterosexuales porque entonces la cosa se pone dura. Anjá. El investigador de la Mora sostiene que la homosexualidad, el homoerotismo y lo queer están representados en las películas de Pancho Villa, algunas cintas de Pedro Infante y hasta en los papeles gay de Gael García.

¿Pancho Villa? En su momento, el investigador se habría metido en un problema serio. A ver Fierro (sin albur) tráigame al investigador que afirma que Doroteo Arango es Dorotea. Fierro, ya sabes: la pistola y duro con él. Y así.

No es la primera vez que Gil lee la versión de que Pedro y Luis se comportan en sus películas como si tuvieran una relación amorosa. Exageraciones de taberna: si un hombre es cariñoso con otro hombre, ¿estos son gays? Na.

Dice el investigador De la Mora: “homosexualidad y heterosexualidad son contrapartes. En las películas de Pedro Infante se juega mucho con el honor masculino, con el honor homosexual”. ¿No les digo? Estos investigadores se comportan como los viejos machos. ¡Aprenda a ser hombrecito! Y nada de amabilidades con otro de su mismo sexo, ¿o qué?, ¿cacha usted granizo?

Así las casas (muletilla pagada por Grupo Higa), en la película ATM y en Qué te ha dado esa mujer, los dos agentes de tránsito apenas ocultan su vena gay. Y cuando cantan en realidad alburean: “cada que la veo venir, se agacha y se va de lado, querido amigo”. Y en Dos tipos de cuidado, Pedro Infante y Jorge Negrete desean un capítulo extra en el cual ellos puedan besarse en la boca. Na. Las películas de amigos no son de gays.

Todos ponen

Gil se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y caviló: la heterosexualidad existe y no es en ningún sentido inferior a la homosexualidad. Chacun sa vie, chacun sa madeleine. Conviene recordar esa igualdad en tiempos en que las minorías logran reconocimiento. Oigan esto: Perengano ha tenido muchas mujeres, luego entonces es gay; Sutano es muy callado; obvio, por gay; a Mengano le gusta mucho la zanahoria, ¿por qué creen? No: Pedro Infante no hizo cine gay; ahora mal, cada quien puede ver lo que quiera ver y todos felices y contentos.

La máxima de La Rochefoucauld espetó dentro del ático de las frases célebres: “Nunca se tiene la libertad de amar o de dejar de amar”.

Gil s’en va

Twitter:@GilGamesX

También te puede interesar:

Regresa El Niño Verde

Periodismo

Condición humana