Opinión

Buenos signos en el día uno de la reforma

Si la decisión de adelantar los tiempos de la reforma energética es signo de un sentido de urgencia y las cosas además se hacen bien, quizás pudiéramos tener resultados favorables antes de lo que la mayoría pensaba.

Veamos algunas de las implicaciones de este adelanto.

1.- Mañana se dan a conocer las resoluciones de la Secretaría de Energía respecto a la Ronda Cero, en lugar del 17 de septiembre. Pemex había detenido procesos a la espera de esas definiciones, como explicó durante la presentación de sus resultados del segundo trimestre. El hecho de que ya se defina permitirá que la paraestatal recupere su ritmo y acelere y probablemente puedan detonarse rápidamente proyectos.

2.- Las áreas que incluirá la Ronda Uno, en la que por primera vez estará involucrado el capital privado nacional o extranjero, serán dadas a conocer este miércoles, lo que permitirá un avance en la definición del interés de los potenciales inversionistas.

También habrá mañana un anuncio histórico pues por primera vez en territorio nacional, Pemex podrá asociarse con accionistas privados para proyectos en hidrocarburos.

3.-
En este mes se eliminará la incertidumbre respecto a la conformación de reguladores y consejos. Igualmente, los plazos eran otros, pero en lugar de esperar hasta noviembre, se adelantan y antes de que comience el periodo ordinario de sesiones el 1 de septiembre, se van a dar a conocer propuestas de consejeros para Pemex y CFE, así como la CRE y CNH, y para el Fondo Mexicano del Petróleo, es decir, será el grupo de personas más importante en el gobierno de las entidades del sector energético mexicano.

4.- Le comentamos aquí que hay cerca de 40 reglamentos en el sector que deben redactarse o reformarse. El plazo que se estableció es octubre. Es decir, en el lapso de dos meses y medio debe quedar terminado el marco regulatorio más específico para la industria energética.

Hay más acciones que se adelantan pero sólo le refiero las anteriores como ejemplo de que parece haber una decisión ejecutiva de avanzar rápido.

Para hacer una buena ejecución de las reformas, uno de los factores es la oportunidad. Y en ese ámbito el gobierno de Peña se anotó un 10, pues sorprendió con el adelanto de tiempos, que permitirá tener más certidumbre.

Ahora el reto será hacer las cosas bien. En el caso de la Ronda Cero que mañana se da a conocer, la clave es que se encuentre el equilibrio entre la necesidad de fortalecer Pemex y de dar entrada al capital privado, al que no se deben dejar sólo “las sobras” o sólo los proyectos de altísimo riesgo.

Si la decisión que mañana se anuncie es equilibrada, entonces será otro signo más de que la reforma se está ejecutando adecuadamente. Si Pemex se queda con todo, será mal signo; si se queda sin nada, será peor.

Las personas que se propongan para los órganos de gobierno de reguladores, paraestatales y fondos, serán cruciales. Una selección rigurosamente técnica mandará otro buen mensaje.

Se empezó bien, ojalá se pueda seguir así.

Twitter: @E_Q_