Opinión

Bolsitas con gorgojo

    
1
      

      

AMLO (Cuartoscuro)

Si hay algo persistente en los equipos de Andrés Manuel López Obrador es la devoción que sienten por su jefe y una insólita pasión por el dinero en efectivo, los portafolios, las ligas y las bolistas para meter fajos de billetes. Una constante también es que mienten al decir que el dinero es para Andrés Manuel, pero en realidad se lo quedan, el dinero nunca llega a manos del candidato. En efecto, para cubrir a su jefe, todos alegan que el dinero era para otros menesteres menos para la campaña del tabasqueño.

Debe ser muy difícil ser Andrés Manuel. Saber que toda la gente pide dinero a tú nombre y para ti, les entregan grandes cantidades de dinero y no te dan absolutamente nada y nadie sabe dónde queda el dinero. Pobre Andrés Manuel, lo engaña su gente. Como al Maestro, lo entrega uno de los suyos. Con razón se compara con Jesucristo, no por su densidad espiritual sino porque trae su Judas a cuestas.

El caso de la militante de Morena, Eva Cadena, es escandaloso pero no es nuevo en el caso de la campaña y de los cercanos a López Obrador. El video en el que la señora recibe dinero es más que evidente. Que López Obrador diga que le tendieron una trampa es una obviedad. Pero la trampa está en que la grabaron, no en que aceptó el dinero. Las defensas sobre la señora Cadena son tan penosas como el propio video. Decir que se exagera por 500 mil pesos en lugar de buscar los millones de Duarte es una estupidez. Precisamente lo que el video muestra es que la señora Cadena lo mismo aceptó los cientos de miles que si le hubieran dado millones de pesos. Si le hubieran tendido una trampa con el dinero se hubiera levantado indignada. El problema es que la grabaron. Su reacción ante la solicitud de llevar la cantidad a López Obrador fue pedir “como una bolsita”. Esas bolsitas no las tiene ni Obama.

“Como una bolsita”. Bejarano llevaba un 'como portafolios' y unas 'como ligas'. Carlos Imaz llevaba unas 'como bolsas de súper'. Monreal y su gente llevan unas 'como maletas' y le da a su hija unos 'como contratos'. Gustavo Ponce se gastaba las extorsiones en unos 'como casinos' y todos hacen una 'como campaña presidencial' para López Obrador. Es la simulación.

El problema en estos casos es que siempre le crecen a López Obrador sus respuestas sin sentido, que acusan a los demás de los hechos que comete su propia gente. En lo de la señora Cadena dijo que la culpa era de la “mafia del poder, de Salinas, de Calderón…”. En fin, su cantaleta de siempre. Alega cualquier cosa menos condenar lo que hizo su compañera de partido. Dice que le pusieron un “cuatro” cuando lo que todos vimos que le pusieron fueron 500 mil pesos.

Es probable que salgan más escándalos en los meses que vienen –muy posiblemente de todos los partidos–, pero en el caso de Andrés Manuel es llamativo porque reparte títulos de honestidad a quien se acerca a él. Andrés Manuel no entiende que los suyos fallan, siente que él personifica el bien y que él mismo es un escudo contra el mal. Es un fanático. No más.

Por lo pronto, Andrés Manuel y su gente reciben 'como bolsitas' con gorgojo… y con dinero.

Twitter: @JuanIZavala

También te puede interesar:
Se asoma Le Pen
Consideraciones sobre el caso 'Javidú'
La decadencia izquierdista