Opinión

BMV va por empresas
de menor tamaño

En el presente año sólo ha habido una oferta pública inicial de acciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La emisora es una empresa mediana, Grupo Hotelero Santa Fe, cuya oferta –realizada el 12 de septiembre– ascendió a 750 millones de pesos.

En igual periodo del año anterior se realizaron cinco ofertas accionarias iniciales, de Sanborns, IEnova, Hoteles City, Volaris y Lala, por un monto conjunto de 41 mil 620 millones de pesos.

Dos de esas emisoras –IEnova y Lala– ya forman parte de la muestra del Índice de Precios y Cotizaciones gracias a su operación y desempeño bursátiles.

La virtual sequía de colocaciones en este año es resultado de la volatilidad en los mercados financieros debido, básicamente, a dos factores:

La expectativa de que el primer incremento en la tasa de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos ocurra antes de lo anticipado hace unos meses, y el aumento de los riesgos geopolíticos en diversas regiones del mundo.

Para promover las ofertas públicas iniciales y nuevas inscripciones, la BMV está en busca de empresas para facilitar su acceso al financiamiento a través de instrumentos del mercado de capitales.
Su estrategia está orientada a pequeñas y medianas empresas, no a grandes firmas, que son las que tradicionalmente emiten acciones para cotizar en el mercado.

De acuerdo con Pedro Zorrilla, director general adjunto de la BMV, la colocación de Grupo Hotelero Santa Fe fue relativamente pequeña, pero suficiente para tener una salida a bolsa exitosa.

Este grupo opera una decena de hoteles de las marcas Krystal, Hilton y Hampton, tanto en las zonas de playa como en mercados urbanos.
Zorrilla considera que Grupo Hotelero Santa Fe tiene el perfil de las empresas medianas que la BMV busca atraer al mercado para que obtengan financiamiento.

Los esfuerzos de promoción de la BMV y la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles están orientados hacia las empresas con ventas anuales de entre 200 millones y mil millones de pesos, que generan más de cien empleos.

“Esperamos ver en el mercado muchas empresas de este tipo en los próximos tres a cinco años”, confía Zorrilla.

Lo que queda en México son empresas medianas, por lo que debemos acostumbrarnos a que las emisoras que llegan a la BMV no sean siempre “grandotas”.

Así lo dice Luis Harvey, cofundador y socio director senior de Nexxus Capital, que como fondo de capital privado es el accionista más grande de Grupo Hotelero Santa Fe.

El valor de capitalización del mercado accionario mexicano representó 43.9 por ciento del PIB al cierre de septiembre.

El reto es que la BMV crezca a partir de la incursión en el mercado de más empresas de menor tamaño.

De lo contrario, el valor de capitalización se mantendrá por debajo del que correspondería a un país con un ingreso per cápita de 10 mil 837 dólares anuales, que es el que tiene México, según datos del FMI.

Twitter: @VictorPiz