Opinión
 

Berenjenas en el desayuno

 

 

1
MORA BLANCA

 Dirección: Emilio Castelar 135. Col. Polanco, Miguel Hidalgo.

Twitter: @Morablanca_DO

Horarios: Lunes a sábado de 13:00 a 00:00; domingo de 9:00 a 18 horas.

Ideal para: Tiempo: al menos una hora.

Precio: $350 por persona en desayuno, $500-$700 por la tarde.

Tarjetas: American Express, MasterCard, Visa; crédito y débito.

Mora Blanca

AFRANCESAMIENTO. 

Hace dos semanas, mientras tomaba el licuado que marca el comienzo de todas mis mañanas, recibí por correo electrónico el aviso de que Mora Blanca comenzaría a servir desayunos los domingos.
De vez en cuando hay que consentirse, así que ese fin de semana fui a probar su nueva oferta y a celebrar su primer aniversario.

Mora Blanca es un restaurante que he visitado poco, pero me gusta por dos razones principales: es una de las terrazas más bonitas de Polanco y es el espacio donde Daniel Ovadía dejó de lado la cocina mexicana de vanguardia que lo hizo famoso, para retomar las cocciones largas y salsas de la cocina francesa tradicional.

Su menú, aunque se basa en esa técnica, no es propiamente galo, sino que busca reflejar las influencias de las familias que llegaron a esta parte de la Ciudad de México entre 1900 y 1930: franceses, españoles, judíos y libaneses. Un desayuno con este concepto —o brunch, ya que se extiende hasta la una de la tarde— sonaba interesante.

La extensión del menú es la correcta, con suficientes opciones: 18 platillos que van desde un plato de fruta con granola y yogurt hasta una densa sopa de cebolla con lentejas y yema de huevo.

La berenjena al horno es imperdible. La abren en la mesa y preparan con vinagreta de perejil con pimentón y tijna —pasta de ajonjolí. Suave, refrescante y deliciosa, especialmente sobre pan pita calientito.

El Croque Madame luce bien, con una porción adecuada de jamón de pavo y de queso gruyère,que le dan muy buen sabor; pero le falta un poco más de salsa béchamel, así que algunas partes se sienten secas, lo que le quita esplendor.

Más interesante es el Shakshuka, un par de huevos pochados con una salsa de tomate especiada, ideal para calentar el cuerpo y levantar los ánimos. Las yemas aún tiernas se rompen fácilmente, permitiendo mezclar todos los sabores en cada bocado.

Su variedad de jugos es buena, pero ese día el de zanahoria se notaba ligeramente efervescente, sin una explicación aparente, como si fuera preparado con anticipación y comenzara a fermentarse. Esperemos que pronto los hagan al momento.

Mora Blanca es ahora un buen lugar para comenzar un domingo en familia. Su terraza es ideal para relajarse por al menos una hora, que deberá reservar para disfrutar el desayuno. Si la sobremesa se extiende hasta la hora de la comida, no dude en permanecer ahí para probar la otra cara de Morablanca, aunque tome en cuenta que algunas de las preparaciones y salsas son abundantes y pesadas.

Twitter: @Ysusi