Opinión

Beneficios sí, pero no inmediatos

Independiente del debate generado en medios sobre los beneficios que obtienen los grandes grupos empresariales con la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones, existen beneficios para la gente común que merecen ser comentados.

Beneficios que, por cierto, no se verán reflejados de forma inmediata pero que a partir de 2015 deben comenzar a reflejarse en el bolsillo de todos quienes usamos los servicios de radiodifusión -televisión y radio- y telecomunicaciones -internet, televisión restringida, telefonía móvil, radio.

Por ejemplo, es innegable que la eliminación de la larga distancia y el llamado roaming de la telefonía móvil constituyen un beneficio tangible para el usuario en general.

También el hecho de que en sólo 24 horas se pueda mudar de una compañía a otra portando el mismo número de teléfono constituye un avance -lo que no ha quedado precisado es si las compañías todavía pueden realizar contratos “amarrados’’ a cierto tiempo, con penas que son verdaderamente agresivas para los suscriptores.

En el mediano plazo, tendrán que verse los beneficios de la apertura del sector de las telecomunicaciones a la competencia y, desde luego, la inversión que ella genere.

No sólo por las dos cadenas de televisión abierta que están en proceso de licitación, sino porque se supone que, una vez que los inversionistas perciban seguridad jurídica en el sector, desembolsarán los millones que tiene en cartera para apostarle al sector más dinámico de la economía nacional.

Es decir, que a la baja en los precios de los servicios de telecomunicaciones que todos utilizamos habrá de sumarse la generación de empleos en el sector.

Ojo, pero esto será paulatinamente y no para mañana mismo, como algunos pretenden vender la idea.

* * * *
¿Recuerda usted al profesor Rafael Ochoa Guzmán, quien fue el penúltimo dirigente formal del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) antes de la caída de Elba Esther Gordillo Morales?
Pues bien, Ochoa Guzmán rindió protesta la semana pasada como coordinador nacional de Trabajadores y Productores en Movimiento del partido Movimiento Ciudadano, propiedad de Dante Delgado.

Ochoa ya no figuraba en el dream team de Gordillo cuando ésta cayó de la gracia del gobierno en turno, debido a los enfrentamientos públicos que sostuvo con la profesora.

Ahora su apuesta política va por el MC y no por Nueva Alianza, que sería su refugio natural.

Conocedor de los trasfondos de la grilla sindical, Ochoa bien podría llevarse a las filas del MC a los inconformes del magisterio que no encontraron lugar en Nueva Alianza o en el PRD.

A ver.

* * * *
El PRI ganó casi todo en Coahuila y Nayarit, aunque en el segundo estado perdió la capital, Tepic, a manos del PRD-PAN.

El abstencionismo en el primer estado fue de 61 por ciento y en el segundo de 42 por ciento, lo que habla del desencanto de la población con sus gobernantes y los partidos a los que representan.

Ni hablar.